debate este miércoles en el pleno municipal

Huarte preguntará a la ciudadanía si quiere mantener el Spa-Sport y el Palacio de Hielo

Los trámites para iniciar la disolución de la sociedad Areacea podrían comenzar el próximo mes

Mikel Bernués / Javier Bergasa - Miércoles, 28 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un usuario, la pasada semana en las instalaciones del Spa-Sport.

Un usuario, la pasada semana en las instalaciones del Spa-Sport. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Un usuario, la pasada semana en las instalaciones del Spa-Sport.

huarte- Un agujero sin fondo al que hay que poner fin, o bien apostar por la rentabilidad social de un servicio que, pese a ser deficitario, empieza a asomar la cabeza. La sociedad municipal Areacea y dos de sus instalaciones más relevantes (Spa-Sport y Pista de Hielo) centrarán hoy el debate en el Pleno de Huarte. A tenor de lo expuesto ayer en Comisión de Hacienda, los trámites para la disolución de la sociedad, ya acordada en 2013 por la Corporación, podrían arrancar en abril. Aquí no hay discusión.

Las dotaciones deportivas son otro cantar, y como quiera que la decisión es de calado y no pretenden tomarla de espaldas a la ciudadanía, tanto el equipo de Gobierno (EH Bildu y Geroa Bai), como el Grupo Independiente apuestan por una consulta popular en un horizonte cercano. Que la vecindad decida si el Ayuntamiento asume esos servicios o cierra la persiana. “El programa con el que me presenté a las elecciones contemplaba que las vecinas y vecinos pudieran disfrutar del Spa-Sport y la pista de hielo mediante el uso combinado con las de Ugarrandia. También la disolución ordenada de Areacea, asumiendo el ayuntamiento sus activos y pasivos. Pasados casi tres años puedo afirmar que, no sin esfuerzo, hemos logrado que más de 2.000 personas, la mayoría uhartearras, puedan utilizar estas instalaciones a precios asequibles. Se puede y se debe mejorar su rentabilidad social y económica, pero es más que un buen inicio”, dice el alcalde Alfredo Arruiz (EH Bildu).

“Una vez demostrada la rentabilidad social de este servicio, superadas las condiciones prescritas por el Gobierno de Navarra, y habiendo logrado que la deuda heredada pase de 7,5 millones de euros a sólo uno, estamos en condiciones de proceder a una disolución de Areacea que no conlleve pérdida en los servicios ni provoque 37 despidos”, añade.

“La disolución es compleja y puede durar dos o tres años, pero no hay problema en que se inicie desde ya”, esgrime el portavoz del GIH Iñaki Crespo. “Una cosa es disolver la sociedad y otra sus instalaciones y los servicios que presta. Hay quien opina que muerto el perro se acabó la rabia. Pero no es así. A lo mejor no fue acertado hacer las instalaciones en su momento, pero ahora hay que intentar sacarles el máximo jugo posible. Estamos por pelear para que sean rentables para el pueblo. Pueden tener un déficit económico, pero que se asuma como rentable socialmente”, dice. “Se han ido dando pasos y se está mejorando. La pista de hielo ya es una instalación sostenible. Y en el spa se puede mejorar. Si hay que cerrar se cerrará... pero hay que intentar por todos los medios que siga funcionando”, añade.

mucho mejor que en 2014 “Estamos ante una decisión de índole política en la que se debe poner en la balanza el impacto económico y la utilidad social”, expresa por su parte Josean Beloqui (Geroa Bai), que recuerda que en 2017 la Corporación acordó por unanimidad “un último intento para socializar las infraestructuras y justificar la utilidad pública de una actividad deficitaria. El plan, en líneas generales, consistía en una oferta de precios populares. La situación es mucho más estable ahora, y desde luego muchísimo mejor que cuando se asumió la gestión en 2014 y se tuvo que recuperar ambas infraestructuras con un importante desembolso económico. Todo esto en un contexto de una deuda asfixiante dentro del Ayuntamiento de más de 10 millones de euros”, considera.

Hoy la deuda “ronda el millón de euros y tenemos una infraestructura que comienza a consolidarse. El objetivo de las actuaciones era claro: salvar unas instalaciones cuyo precio superó los 8 millones de euros, y que de cerrarlas supondría tirar a la basura toda aquella inversión. Si no se cerró en 2014 cuando la situación era muchísimo peor, menos sentido tiene hacerlo ahora cuando ya comenzamos a sacar la cabeza del agujero”, señala.

críticas a cambiando y pp“Estábamos intentando llegar a un consenso con todos los grupos municipales sobre la disolución cuando un concejal ha entendido que había llegado su minuto de gloria con el que empezar la precampaña. Podría ser legítimo si no se dijeran medias verdades ni se realizaran acusaciones falsas”, dice Alfredo Arruiz sobre las declaraciones vertidas diez días atrás por Fran Espinosa (Cambiando Huarte, en las que denunciaba la intención del Ayuntamiento de seguir adelante con Areacea.

Y Josean Beloqui dijo ayer “no entender” cómo, después de la unanimidad para intentar relanzar las instalaciones hace 15 meses, “en las últimas semanas haya habido declaraciones que parecen indicar un sentido contrario o que solo buscan la manipulación. Sorprende que el PP asuma el discurso del concejal de Cambiando Uharte, y además en un contexto en el que la concejal del PP ha estado desaparecida de la actividad diaria municipal durante los dos últimos años. Cinismo es dar lecciones a los demás cuando dicha concejal ha hecho una clara dejación de sus funciones”, considera Beloqui.

Últimas Noticias Multimedia