El Gobierno foral fija por Ley alcanzar una inversión del 2% en I+D+i en 2030

Al presupuesto público se sumaría la inversión privada para llegar a un 3% del PIB

Jueves, 29 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La investigación fue una de las partidas que en mayor medida sufrió recortes hasta 2015.

La investigación fue una de las partidas que en mayor medida sufrió recortes hasta 2015. (Foto: Jorge Muñoz)

Galería Noticia

La investigación fue una de las partidas que en mayor medida sufrió recortes hasta 2015.
“Nuestro compromiso con la I+D+i va mucho más allá del retorno económico”

Pamplona- El Gobierno de Navarra aprobó ayer en su sesión de este miércoles el proyecto de ley foral de Ciencia y Tecnología, “el primero que se redacta en Navarra de estas características”. El Ejecutivo foral, en la elaboración de los Presupuestos Generales, se compromete a incrementar anualmente las cantidades destinadas a las medidas de promoción de la I+D+i hasta alcanzar, en 2030, un mínimo del 2% de su presupuesto anual.

En 2018, el 1,15% de los Presupuestos Generales de Navarra se dedican a la promoción de la I+D+i y los objetivos intermediarios previstos en el proyecto de ley son los siguientes: 1,25% en 2019, 1,35% en 2020, 1,6% en 2025 para llegar al 2% en 2030. El proyecto de ley será enviado al Parlamento de Navarra para su debate y, en su caso, posterior aprobación.

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno foral, Manu Ayerdi, indicó que “nuestro compromiso con la I+D+i va mucho más allá del retorno económico, más allá de la prosperidad económica porque todos sabemos que la innovación aumenta el bienestar, mejora la calidad de vida y encuentra soluciones creativas a los grandes retos de nuestra sociedad”. Ayerdi comentó que “el proyecto que hoy aprobamos promociona la excelencia, ordena el sistema navarro de I+D+i, dota de un marco legal al Plan de Ciencia e instaura un marco presupuestario estable para la I+D+i”.

Explicó que esa consignación del 2% viene determinada porque la Unión Europea establece como objetivo invertir un 3% sobre el PIB en I+D+i. Además, la UE detalla que un tercio se aporte con fondos públicos y los dos tercios restantes la inversión privada, es decir, un 1% sobre el PIB de la parte pública.

Se estima que aproximadamente el PIB es cinco veces el Presupuesto de Navarra, por lo que el 1% sobre el PIB equivale al 5% del presupuesto. Y de ese 5%, un 1,6% es universidades, un 1% incentivos fiscales, un 0,4% fondos europeos y estatales, y el restante 2% es el compromiso que el Gobierno de Navarra incluye en este proyecto de Ley Foral.

Según destaca el proyecto, la Comunidad foral tiene el reto y la capacidad de situarse entre las regiones líderes europeas en I+D+i, ya que cuenta con tres universidades, centros tecnológicos reconocidos, talento, personas emprendedoras y empresas innovadoras, que “contribuirán a consolidar un modelo productivo en el que la innovación se incorpore de manera sistemática en el sector productivo, con independencia del tamaño de las empresas, y en el que los sectores tecnológicos tendrá un mayor protagonismo”.

Sistema navarroEl proyecto incluye cuatro capítulos, una disposición general y dos disposiciones finales. En el primer capítulo se establecen las disposiciones generales, con sus objetivos y sus fines, con los que se persigue mejorar en todos los aspectos de la innovación: inversión, excelencia científica, talento, transferencia de conocimientos, cooperación entre diferentes agentes.

El segundo regula el Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), consolidando los recursos que lo integran y promoviendo su excelencia. En el capítulo tercero se recogen las medidas para impulsar la investigación científica y técnica, la transferencia del conocimiento y la cultura científica, tecnológica e innovadora. Por su parte, el cuarto regula el Plan como instrumento fundamental de planificación y coordinación en materia de I+D+i.

Manu Ayerdi

Vicepresidente del Gobierno

Los principales objetivos de esta norma se centran en “ordenar el Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), promover su excelencia y aumentar la cooperación con el sector productivo”: determinar qué agentes integran el SINAI, crear el registro de agentes y una relación de personal y grupos investigadores, y crear el Consejo Asesor de I+D+i y el Observatorio de I+D+i.

Además, indica el Ejecutivo, hay que garantizar la provisión de recursos económicos a largo plazo para la I+D+i y coordinar su asignación y uso, potenciando el mecenazgo, y asegurando un marco fiscal favorable. Asimismo, se pretende crear una tendencia positiva en la inversión I+D+i sobre el PIB y asumir un compromiso inversor creciente a largo plazo. Además, se persigue posicionar a Navarra como región líder en I+D+i, mejorar la posición competitiva de las empresas navarras y posibilitar un modelo productivo centrado en la I+D+i;fomentar la investigación a todos los niveles;promover la formación en estudios científico-técnicos desde la FP hasta la universidad, con especial énfasis en el género femenino;asegurar el talento investigador;potenciar el nacimiento de nuevas iniciativas empresariales innovadoras;favorecer la internacionalización de la I+D+i, y promover la divulgación científica. - Europa Press

apunte

Crecimiento desde 2015. La Inversión pública en innovación mantiene una tendencia sostenida al alza desde el año 2015. De los 21,15 millones de euros de aquel año se pasó a 21,46 en 2016, a 31,76 el año pasado y a 39,06 en este ejercicio.

Primeros indicadores positivos en años. Tras los recortes presupuestarios iniciados con el estallido de la crisis, la inversión en innovación se desplomó. Navarra perdió posiciones en el ranking europeo de regiones y descendió con fuerza el número de empresas que realizaba I+D. Ambos indicadores empezaron a remontar tímidamente a partir de los datos de 2016, los últimos en haber sido publicados.

apunte

61,3

millones en 2020

El Plan de Ciencia contempla destinar 46,34 millones este año, 54,32 el que viene y llegar a 61,36 millones en 2020. De estas cantidades, la mayor parte la aportará el Departamento de Desarrollo Económico. De Salud dependerán cinco millones de euros cada año.