Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
elementos descompuestos de láminas de chapa

La red de seguridad de la pasarela del Labrit evitó la caída de fragmentos a la vía

Cortes de una hora en la calzada por nuevos desprendimientos
El puente, que UPN planteó abrir de forma provisional, se cerró en 2016

Kepa García Javier Bergasa - Jueves, 29 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un autobús pasa bajo la estructura tras ser reabierto el tráfico.

Un autobús pasa bajo la estructura tras ser reabierto el tráfico. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Un autobús pasa bajo la estructura tras ser reabierto el tráfico.

pamplona- La red de seguridad instalada por el Ayuntamiento en la pasarela del Labrit ante los problemas detectados en la estructura evitó ayer que nuevos materiales desprendidos cayeran a la calzada o afectaran a los conductores o peatones que transitaban por el lugar.

Entre las 9.45 y 10.45 horas los dos carriles en dirección al centro permanecieron cerrados al tránsito de vehículos mientras la Policía Municipal daba paso alternativo por los dos de bajada. Efectivos del servicio de bomberos, provistos de un camión grúa, se encargaron de retirar los fragmentos retenidos en la red. Una vez colocada de nuevo, la circulación recobró la normalidad sobre las once de la mañana.

La pasarela del Labrit costó 1.124.382 euros. Tiene 73,5 metros de longitud, una forma de Y griega y un peso que supera las 125 toneladas. Se inauguró en diciembre de 2010 y hubo que cerrarla totalmente el 5 de julio de 2016 tras registrarse varios desprendimientos desde febrero.

Un informe encargado entonces por el Ayuntamiento señaló la existencia de graves deficiencias de seguridad en la estructura -achacables tanto al proyecto de diseño como a las obras de construcción- y aseguraba que no se garantizaba que pudiera soportar las cargas de peso para las que fue concebida.

Para evitar nuevos desprendimientos, en septiembre de 2016 se colocó por debajo de la pasarela una red de nylon trenzado de alta tenacidad reforzada con sirgas colocadas en forma de aspa cada 1,5 metros. La fijación de la red y las sirgas se realizó mediante mecanizados de chapa para evitar dañar la pasarela y garantizar la adecuada sujeción de todos los elementos.

La protección ha demostrado ser suficiente para contener el desprendimiento registrado ayer, que según informó el Ayuntamiento se trató de elementos descompuestos de las láminas de chapa metálica del cerramiento en la zona más cercana al frontón Labrit.

Lo sucedido demuestra que el deterioro de la estructura sigue su proceso y avala la decisión del Ayuntamiento de mantenerla cerrada al paso de peatones y ciclistas mientras se determinaba el alcance del problema.

los andamios de UPNEl asunto generó un intenso debate municipal y fue aprovechado por UPN para acusar al equipo de Gobierno de no hacer nada en la pasarela, llegando incluso a plantear que se abriera transitoriamente con unos cuantos arreglos que sirvieran para mantener la estructura segura.

La iniciativa de los regionalistas consistía en colocar unos andamios para sujetar la estructura y que se pudiera abrir de forma provisional cuando los técnicos lo establecieran. Su portavoz, Juan José Echeverría, puso en duda que la pasarela estuviera tan mal como señalaba el informe y se preguntó la razón por la que se permitía el tránsito de coches y peatones si era tan peligroso.

La propuesta no salió adelante ante el riesgo que hubiera supuesto reabrirla sin saber a ciencia cierta dónde está el problema;y por los efectos que una intervención del Ayuntamiento pudiera tener a la hora de determinar posibles responsabilidades.

De hecho, el expediente abierto por la Junta de Gobierno Local analiza la responsabilidad de los redactores del proyecto y encargados de la dirección de obra, así como de la UTE que se encargó de la ejecución de la infraestructura: la constructora Arian y la empresa de restauración TEUSA.

el informe definitivoTras intensas y largas negociaciones, las partes en litigio acordaron finalmente someterse al veredicto de una ingeniería externa (IDEAM), que determinará el alcance del problema, su solución y quién deberá asumir los costes que se deriven de su arreglo.

Según comentó ayer el concejal delegado de Ciudad Habitable y Vivienda Joxe Abaurrea, está previsto que un plazo de dos meses el informe esté elaborado y comentó que proteger los intereses municipales y evitar que el arreglo acabe repercutiendo en las arcas públicos han sido cuestiones prioritarias a la hora de plantear qué se puede hacer.

Por último, recordó el peligro que hubiera supuesto abrirla provisionalmente como propuso el principal grupo municipal y confió en que antes del verano se puedan conocer los plazos para la reparación definitiva.

Cronología

9 febrero de 2016. Se registra el desprendimiento de dos placas metálicas de la pasarela.

19 de febrero. La Dirección Facultativa de la obra emitió un informe preliminar que concluía que la seguridad estructural de la pasarela no estaba comprometida, por lo que el Ayuntamiento volvió a abrirla al tránsito peatonal.

23 de junio. El Ayuntamiento volvió a cerrar la pasarela durante dos días para realizar labores de mantenimiento.

5 de julio. Cierre definitivo al paso peatonal y de bicis.

Septiembre. Se instala una red de seguridad especial por debajo de la estructura para evitar más desprendimientos.

Mayo 2017. El Ayuntamiento reabre el expediente para determinar las responsabilidades de lo sucedido.

28 de marzo de 2018. Se producen nuevos desprendimientos, aunque la red protectora evita que lleguen a la calzada o a la acera.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia