PAMPLONA IRUÑA: entradas agotadas

El ‘sold out’ ya no es ninguna excepción en la industria navarra del vivo y el directo, que tras años críticos vive probablemente su mejor momento

Un reportaje de Paula Etxeberria Cayuela - Viernes, 30 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Concierto de Rosendo.

Concierto de Rosendo. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Concierto de Rosendo.

Después de unos años malos para la industria de los espectáculos en vivo, se vive probablemente el mejor momento de hace mucho tiempo. El cartel de entradas agotadas se cuelga cada vez más a menudo en los conciertos y otras citas culturales en directo en Pamplona, y cada ocasión es una gran alegría para el sector.

La bajada del IVA, cierta recuperación económica, la calidad en la programación y la apertura de nuevos espacios, explican en parte este fenómeno al alza, junto a un hecho indiscutible: la arraigada inquietud musical que hay en Navarra. Así lo constatan las principales promotoras de espectáculos en vivo que operan en la comunidad, que aunque miran con “cierto estupor” estos tiempos casi casi inmejorables, los celebran sin acomodarse: trabajando para que la calidad no baje, para que el interés del público no decaiga y se pueda garantizar ¡larga vida al directo!.

Los espectáculos programados en esta última temporada en los escenarios de Baluarte han colgado en numerosas ocasiones el cartel de entradas agotadas. En la Sala Principal, con un aforo total de 1.568 butacas, comenzó haciéndolo el grupo de danza y percusión Mayumaná, ya un habitual de la programación de Fundación Baluarte, en las cuatro funciones que ofreció de Rumba! entre el 3 y el 5 de noviembre del pasado 2017. También dentro de la programación de la Fundación, hizo sold out el ballet Anna Kareninadel coreógrafo ruso Boris Eifman (17 diciembre). En la Sala de Cámara, con 444 butacas, Fundación Baluarte ha programado en esta última temporada con llenos absolutos los espectáculos del ciclo Baluarte Txiki-Entre las cuerdas, Mientras lueve, Cuentos de un ciempiés y El flautista de Hamelin-, celebrados de octubre de 2017 a febrero de este año.

En lo que se refiere a espectáculos de promotores externos programados en Baluarte, lograron llenar la Sala Principal Negua Kantuz, El Cascanueces -ambos en diciembre del año pasado-, La Pamplonesa y Serafín Zubiri (enero 2018), y los conciertos de India Martínez, Vanesa Martín -ambos en febrero- y Pablo López, que tuvo lugar el pasado 18 de marzo. Mientras que en la Sala de Cámara hubo sold out para disfrutar de First Leap a cargo de Jazzy Leap (Coral de Cámara de Navarra) en noviembre del año pasado;Nuevo Mundo de Sinfonietta Academica (diciembre 2017), Gorgorito, Rosalía y Raül Refree y el concierto¡Tutta Forza!-Música en Acción Contra el Cáncer, estos tres últimos celebrados el pasado enero.

Este año, el escenario del Teatro Gayarre, con capacidad para casi 900 personas, ha registrado llenos en las dos funciones que se ofrecieron en enero, en días consecutivos, de la obraLa cantante calva, en una versión de Natalia Menéndez dirigida por Luis Luque;también, ese mismo mes, en La vida es un musical, de la A.C. Banda Joven de Marcilla. En febrero, en Troyanas, dirigida por Carme Portaceli y con Aitana Sánchez-Gijón en escena;el espectáculo Tributo a Mecano, el concierto de La Pamplonesa para banda y narración Noé, Noemí y Noemilia: siete animales y su familia, y los directos de El Consorcio y Rulo y la Contrabanda. Este marzo ha habido sold outen el Gayarre para disfrutar de las obras de teatro Camioneta y manta de Iluna,Smoking Roomy Teatro Escape, historias del Gayarre, que registró lleno absoluto en una función del martes 27;y en música en directo, han logrado llenos los conciertos de El Drogas, Silvia Pérez Cruz y los que La Pamplonesa ha dedicado a clásicos populares y música inglesa. También en marzo, el Gayarre registró un lleno para una de las sesiones que hubo en el marco del Festival Punto de Vista de La naturaleza y su temblor, aunque el aforo era limitado para 25 personas.

En Zentral, sala de referencia en el vivo y el directo, destacan los recientes llenos absolutos en los conciertos del dúo de rap madrileño Natos y Waor (10 marzo) y Vendetta (24 marzo) -así como las buenas entradas registradas para ver a Maldita Nerea, entre 500 y 800 asistentes, y Eric Gales en el marco de Iruña in Blues, más de 500 personas-;y en las sesiones de monólogos de JJ Vaquero y Raúl Cimas y De cañas con Enrique San Francisco y Gonzalo Jiménez.

promotoras

Tiempos de recuperación

Desde la promotora local Imaginascene Eventos y Comunicación, Rudy Goroskieta destaca de entre los sold out más recientes, desde noviembre de 2017 hasta hoy, los de Michael Schenker -quien fuera guitarrista de grupos como UFO o Scorpions- en el Festival BurlaRock, WASP, Rosendo, dos días con tres sesiones de Rock en Familia (directos todos ellos en la Casa de Cultura de Burlada) e Iván Ferreiro (Golem La Morea). Goroskieta atribuye el buen momento “tras años de oscuridad cultural” a la bajada del IVA, pero también a “la calidad programadora que hay en varios recintos”. “Antes había menos locales y menos competencia. Al abrirse otros espacios, hay más variedad y oferta. Navarra puede que esté al frente del ranking de ciudadanos que sepan manejar un instrumento y eso se refleja en la cantidad de artistas, bandas, músicos, corales... Y a su vez, ese público se aumenta a la hora de asistir a citas musicales. Creo que la gente valora que en estos tiempos, la música es ya una necesidad como válvula de escape a la rutina”, dice el promotor de Imaginascene, quien es “de los que cree que al público hay que darle calidad antes que cantidad”, pero también sugiere al público “que se fije en los nombres menos famosos, se acerque a curiosear y si le gusta, apueste”.

Ana Zamarbide, de la promotora In&Out, destaca el hecho de que “en general hay más de alegría, algo menos de miedo con respecto a años pasados en los que la crisis estaba afectando no solo a los bolsillos, sino también al estado de ánimo”, así como que “ahora se escucha más música que nunca, y a través de diferentes plataformas. Lo que ha permitido que la gente se abra a otros estilos, y que los promotores hagamos propuestas más variadas”. “Se está programando acertadamente, en artistas y aforos. Después de unos años de reajuste, las propuestas tienen la medida justa para una ciudad como Pamplona”, opina la responsable de In&Out, promotora que ha programado recientemente con sold outlos directos de Café Quijano, Rulo y la Contrabanda, El Consorcio, Silvia Pérez Cruz y el tributo a Mecano Hija de la Luna -todos ellos en el Gayarre-;así como de Benito Lertxundi, India Martínez y Vanesa Martín en Baluarte, donde ha rozado el lleno (con más de un 80% del aforo) con Brothers in Band y el espectáculo Symphonic Rhapsody of Queen.

Tal y como reconoce Alonso Remedios, de Last Tour y gerente de Zentral, “en las reuniones profesionales del sector se comenta con cierto estupor el buen momento que vivimos, esperando que venga lo malo”. En su opinión, “la bajada del IVA, y tal vez, una cierta recuperación económica, hacen ver que la cosa va mejor, y esto, después de unos años muy malos en los que han desaparecido muchas empresas y puestos de trabajo, es una gran alegría”. Añade que “la inquietud de un público acostumbrado a consumir ocio y cultura, en una ciudad donde cada vez más se pueden ver todos, o casi todos los artistas que están girando, hace de Navarra una región interesante y atractiva para las giras”. Y destaca “espacios con programaciones variadas y de calidad, diferenciados entre sí en estilos, que hacen que Pamplona sea una buena opción. Gayarre, Baluarte, Auditorio Barañáin, y de algún modo Zentral, cubren todos los parámetros y estilos necesarios para posicionarnos ahí”, dice, sin olvidarse de “agentes más underground -y apunta el Garazi, Terminal o El Nébula-, un tejido imprescindible para educar públicos y desarrollar bandas, locales y foráneas”.

Últimas Noticias Multimedia