Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
RAJOY HA MANDADO UN MENSAJE DE TRANQUILIDAD

El PP se prepara para una ofensiva en las calles contra el Gobierno hasta las elecciones

Génova prevé movilizaciones constantes, lo que provoca nerviosismo en los dirigentes territoriales

Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un grupo de pensionistas se enfrentan a varios efectivos de la Policía durante una concentración convocada en Madrid.

Un grupo de pensionistas se enfrentan a varios efectivos de la Policía durante una concentración convocada en Madrid. (EFE)

Galería Noticia

  • Un grupo de pensionistas se enfrentan a varios efectivos de la Policía durante una concentración convocada en Madrid.

PAMPLONA.- La dirección nacional del PP da por descontado que en los próximos meses habrá más movilizaciones no porque existan razones sino porque forma parte de la “estrategia política” de la izquierda. En el PP creen que deben contrarrestar esa ofensiva en la calle explicando con claridad sus tesis, dejando claro en debates como el de las pensiones, que son el único partido que garantiza el sistema gracias a sus políticas económicas, según fuentes populares. Aunque las protestas de las últimas semanas, en especial la de jubilados en diferentes ciudades, ha provocado nerviosismo en algunos dirigentes territoriales, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasladado un mensaje de tranquilidad alegando ante los suyos que el principal activo del PP es la gestión y que tienen “credibilidad”.

El propio Rajoy defendió hace unos días ante la plana mayor del PP de su partido -en una reunión a puerta cerrada- que tienen que salir a explicar con argumentos y razones las posiciones del PP. Se trata, según explican fuentes del partido, de recordar la trayectoria económica que avala al PP, subrayar que “nunca” ha congelado las pensiones y recalcar que son la garantía del sistema.

El jefe del Ejecutivo quiso trasladar de esta forma un mensaje de tranquilidad a los suyos e hizo hincapié en que falta más de un año para las elecciones municipales y autonómicas y, por lo tanto, se trata de ponerse a trabajar y no estar pendiente de lo que recogen en este momento las encuestas, añaden las fuentes consultadas.

En parecidos términos, la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, aludió a implicación política en esas manifestaciones de algunos partidos de la oposición, intentado crear una apariencia de que todo el mundo está contra el PP. “Pero no pueden hacer mella en nuestra gente”, dijo en un mensaje interno para que no decaiga el ánimo en los cargos de la formación.

En las filas del PP subrayan que “aún queda mucho partido” pese a los datos que están recogiendo algunas encuestas situando a Ciudadanos como primera fuerza política. Ahora, explican en el PP, se trata de movilizar la estructura territorial de la formación y poner a trabajar a todos sus dirigentes para que sus mensajes lleguen hasta el último rincón de España.

Los populares son conscientes de que aprobar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) sería un balón de oxígeno que podría permitir a Rajoy prácticamente agotar la legislatura. Y después del acuerdo alcanzado con Cs, ven más cerca la posibilidad de sumar también al PNV porque con la mejora en las cifras económicas va a ser “muy difícil” justificar un rechazo, alegan en Génova.

En el caso concreto de las pensiones, el proyecto de Presupuestos contendrá una subida de las pensiones más bajas del sistema de la Seguridad Social entre un 1% y un 3%, dependiendo del tipo y clase de pensión. En concreto, las pensiones mínimas subirán este año un 3%, lo que beneficiará a 2,4 millones de pensionistas. Junto a esa subida en las cuentas públicas, el PP quiere hacer calar el mensaje de que son el partido que garantiza el sistema de pensiones y que no son viables muchos de los planteamientos y “falsas promesas” de los partidos de la oposición. En este sentido, el PP quiere dejar claro que el sistema es viable gracias al crecimiento económico y la creación de empleo. Según un argumentario interno, en 2011 “por cada nueva pensión se perdía un cotizante a la Seguridad Social” mientras que en 2017 “por cada nueva pensión se crean seis empleos”. - E.P.

claves

Bilbao, capital de la rebelión. Los pensionistas han convertido a la ciudad vizcaína en el centro neurálgico de las protestas, convocando protestas multitudinarias cada lunes para reclamar unas pensiones justas.

Unión apolítica. Los manifestantes han creado un auténtico ejército en todo el país alejado de las diferencias ideológicas, ya que, a su parecer, los ataques del Gobierno afectan a todos.

Herramientas de Contenido