Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La musicóloga Rebeca Madurga

Una tesis analiza el panorama musical navarro en el S. XIX

La musicóloga Rebeca Madurga profundiza en la música y los músicos en el entorno urbano de la ciudad de 1833 a 1876

Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La musicóloga Rebeca Madurga.

La musicóloga Rebeca Madurga. (D.N.)

Galería Noticia

  • La musicóloga Rebeca Madurga.

Pamplona- Pamplona presentó un rico y variado panorama musical desde el inicio del reinado de Isabel II (1833) hasta el final de la tercera guerra carlista (1876). Esta es la principal conclusión de la tesis doctoral Música y músicos en un espacio urbano. Pamplona a mediados del siglo XIX, defendida recientemente en la Universidad Pública de Navarra por la musicóloga y profesora Rebeca Madurga Continente.

La investigación describe y analiza la vida musical de la capital navarra desde una perspectiva que relaciona las dinámicas musicales, institucionales e individuales con el espacio urbano y la vida económica y política a mediados del siglo XIX. En ella, se explica cómo la riqueza del periodo es fruto de la estabilidad política que se vivió en aquellos años, lo que a su vez propició un auge económico importante y un interés de la población en encontrar nuevas formas de ocio, concentrado hasta entonces en las fiestas de San Fermín. Todo ello derivó en que los espacios de ocio musicales se convirtieron en una necesidad y se incrementaron considerablemente, reconvirtiendo algunos como el Nuevo Mercado o reactivando otros como la Plaza del Castillo. A todo ello, tal y como se describe en la tesis, se suma el interés de los consistorios liberales por impulsar el desarrollo cultural, apoyando económicamente al Orfeón Pamplonés o creando instituciones como la Academia Municipal de Música o la Escuela de Música de la Casa de Misericordia. También se reseña el papel de personalidades destacadas que impulsaron el desarrollo musical de la ciudad, alentando la creación de sociedades culturales como el Liceo Artístico y Literario, el Ateneo Científico y Literario o el Orfeón Pamplonés.

En la investigación, la autora destaca la importancia de la burguesía en el desarrollo del panorama musical de Pamplona y en la difusión de la música en general.


pluriempleo y precariedad Madurga profundiza también en el devenir profesional de los músicos que vivían en la capital en esa época. Así, se pone de relieve su origen social modesto, en general, y su situación precaria que derivaba en pluriempleo y en la búsqueda de estabilidad laboral por encima de puestos mejor remunerados. Algunos de los trabajos más frecuentes eran los de miembro de la orquesta del teatro, profesor en una institución pública, compositor o miembro de la capilla de música catedralicia y, en menor medida, otros como propietario de editorial o de un almacén de música, pianista, afinador de pianos, músico de banda, gaitero o txistulari. Como explica la doctora, “el pluriempleo necesariamente desarrolló la versatilidad del músico y determinó su movilidad favoreciendo la relación de los músicos en las diferentes instituciones musicales de la ciudad. La Academia Municipal de Música, la catedral y el teatro fueron espacios especialmente aptos para que los músicos establecieran relaciones de amistad o, por el contrario, para que se dieran situaciones conflictivas”. En este contexto surgieron figuras relevantes como Mariano García o Joaquín Maya.

La creación de la Academia Municipal de Música en 1958, pionera en su constitución, cumplió una labor social con los niños que consiguieron labrarse un futuro como músicos y, en menor medida, con las niñas, “que pudieron desarrollar una carrera profesional como cantantes, pianistas o profesoras, a la vez que satisfizo la necesidad de la población de encontrar nuevas alternativas al ocio cotidiano de la ciudad”, apunta la investigadora. - D.N.

Herramientas de Contenido