Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Procesiones muy concurridas y buen tiempo en la Ribera

Miles de personas presenciaron la citas más emblemáticas, la del Encuentro y Viernes Santo en Tudela o la barroca de Corella

F. Pérez-Nievas/ M.A. Galilea - Domingo, 1 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela.

Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela. (M.A. Galilea)

Galería Noticia

  • Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela.

tudela- Pese a que se espera lluvia o frío, la buena temperatura que está acompañando a la Semana Santa de 2018, sacó a la calle a miles de personas en diferentes procesiones de las localidades riberas entre las que destacan las de Tudela y la de Corella. En la capital ribera alrededor de mil personas tomaron parte en la de Viernes Santo, dentro de las diez cofradías que existen. En esta ocasión se notó más silencio en las calles quizás motivado también por el incremento en los tambores que participan, algo curioso mientras sigue descendiendo el número de cofrades.

También Tudela celebró el viernes por la mañana la procesión del Encuentro que cada año cuenta con una mayor presencia de público. En ella se realiza un encuentro entre el Cristo atado a la columna y la Dolorosa, un encuentro antes de que sea llevado a la cruz. Se celebra en la plaza Vieja y es una de las citas más novedosas de la capital ribera. Este año los asistentes vieron como casi en dos ocasiones la figura del cristo atado a la columna estuvo a punto de caer al suelo.

En Corella miles de personas no fallan cada año a esta cita para poder asistir a la procesión barroca declarada de interés turístico por el Ministerio en 1967 por ser una de las cincuenta más características y originales de España.

En la ciudad del Alhama diversos personajes bíblicos cobran vida para representar las distintas escenas de la Pasión de Cristo en medio de un gran silencio por parte del público que es conocedor de los siglos de historia que cuentan los pasos que se pasean por la ciudad.

De todas ellas el Encuentro con Cirineose considera la más sobrecogedora, que ayuda a Jesús a cargar con una cruz de cien kilos de peso, y la Verónica, que le limpia la cara con un paño blanco en el que queda impresa la imagen del rostro. Son también representativos de esta procesión la Entrada en Jerusalén con niños y Jesús a lomos de un burro, y El Prendimiento.

Herramientas de Contenido