Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Juventud, ¡a las barricadas!

Por Kevin Lucero - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Primero han sido las y los pensionistas quienes se echaron a las calles, en movilizaciones más que ejemplares, para defender unas pensiones dignas, aquellas que el Gobierno del Partido Popular les está negando;después fueron las mujeres, quienes pararon un país entero y se movilizaron de forma masiva e histórica en nuestras calles para que el mundo, las instituciones y los hombres les escucháramos gritar que basta ya de machismo y de desigualdad.

Las y los primeros siempre han sido un brillante ejemplo. Nuestras y nuestros pensionistas de hoy son aquellas personas que lograron en las calles los derechos de los que ahora mi generación disfruta: laborales, sociales, libertades, democracia… todo lo consiguieron peleando y estos meses nos han enseñado a una generación, a una juventud más bien acomodada en lo logrado ya, que para conseguir algo te tienes que organizar y movilizar o de lo contrario solo pierdes.

Las segundas nos han dado una segunda masterclass de lo mismo: si quieres acabar con una injusticia, si quieres poner fin a la opresión debes tomar la calle, de forma pacífica para que te hagan caso. Que pese a los avances institucionales (como las leyes de igualdad que a nivel estatal y autonómico se han dado en las últimas décadas), debes paralizar un país para que se siga avanzando.

Y ahora es nuestro turno. Paro, precariedad, exilio económico, prácticas abusivas, becarias y becarios que sustituyen puestos de trabajo, leyes de educación que merman la calidad de nuestra enseñanza, que el Estado, por las políticas de su Gobierno te niegue la posibilidad de emanciparte, que no puedas desarrollar un proyecto vital seguro y afianzado… hay más de mil (y más de cien mil) razones para que la juventud tomemos la calle.

Pese a ello, seguimos impasibles, dormidos y aletargados ante un Partido Popular que está acabando con todo, sin dejar títere con cabeza. Hace falta reacción, hace falta explosión (y no en el sentido literal de la palabra). La juventud debemos tomar las calles y gritar que se acabó. Que se acabó ver cómo se cargan no solo nuestro futuro, sino también nuestro presente. De otro modo, únicamente estaremos dando un permiso pasivo a que el Gobierno de Mariano Rajoy siga aplicando su rodillo a todo lo que un día, los y las que ahora son pensionistas, consiguieron, con sangre, sudor y lágrimas, lograron para nosotros.

Y esto no solo es de justicia, sino que además es un deber. Debemos, a toda costa, defender el legado que nuestros padres, abuelos, madres y abuelas han conseguido para nosotras y nosotros. Es nuestro deber para con la historia y para con nuestro presente y futuro. La juventud es heredera directa de las manifestaciones y huelgas que dieron lugar a la jornada de ocho horas. La juventud es heredera directa de las movilizaciones de la transición que dieron lugar al cambio político tan ansiado y nos trajeron la democracia. La juventud es heredera directa de todas aquellas mujeres que se dejaron la vida y las fuerzas en lograr una sociedad más igualitaria, más justa.

Y darles la espalda y no defender este legado histórico no solo no es justo para todas aquellas personas que trabajaron por tener lo que ahora nos quieren quitar, sino que además sería una dura traición a estas personas, a nuestra historia y a nuestro presente y futuro. Por eso, joven que está leyendo esto, cierra el periódico o la ventana del ordenador, cálzate y sal a gritar que no. Que no dejaremos que nos quiten lo bailao. Organízate y lucha.

El autor es secretario de Organización de Juventudes Socialistas de Navarra-NGS

Herramientas de Contenido