Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

España se juega su credibilidad con la decisión sobre Puigdemont

Alemania puede resolver hoy sobre su entrega, que de no darse sería un varapalo internacional al Gobierno

Igor Santamaría - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Una estelada colocada en la verja de la prisión de Neumünster (Alemania), donde permanece el expresidente Carles Puigdemont.

Una estelada colocada en la verja de la prisión de Neumünster (Alemania), donde permanece el expresidente Carles Puigdemont. (EFE)

Galería Noticia

  • Una estelada colocada en la verja de la prisión de Neumünster (Alemania), donde permanece el expresidente Carles Puigdemont.

pamplona- El futuro de Carles Puigdemont puede dilucidarse hoy, y de paso la credibilidad de los poderes judicial y político español. La Fiscalía alemana prevé resolver a lo largo de la jornada sobre la petición de extradición a España del expresident, aunque la decisión podría aplazarse a lo que resta de semana, ya que “se trata de un procedimiento complejo”, señaló ayer el vicefiscal general de Schleswig Holstein, Ralph Döpper, quien pidió “cautela” a la hora de hacer pronósticos. La mirada está puesta en si procede a aceptar el delito de rebelión por el que le procesó el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, con la duda de si se tiene en cuenta que existió violencia en el proceso soberanista y si ésta se puede adjudicar personalmente al exjefe del Govern, detenido en Alemania cuando llegaba de asistir a un acto en Finlandia y con destino a Bélgica, donde se exilió.

A nadie se le escapa que si no se acepta su entrega quedaría muy tocado no solo el magistrado sino el Gobierno de Mariano Rajoy, y por extensión el constitucionalismo, donde todos a una han reclamado que se devuelva a Puigdemont a España, donde sería encarcelado, aunque el proceso de entrega podría dilatarse. Es más, incluso si Alemania solo tiene en cuenta el delito de malversación de fondos públicos también minaría el prestigio de la judicatura y el Ejecutivo español. Desde el otro extremo, el Gobierno de Angela Merkel ya ha anunciado que no opondrá resistencia ni veto si se determina su entrega, y es que aunque la justicia germana mantiene un nivel de separación de poderes mucho más elevado que el existente en territorio español, no sería de extrañar que funcionasen las presiones dadas las buenas relaciones entre sendos altos mandatarios.

El análisis de la cuestión “nos ha ocupado a todos” también estos días pasados, matizó el vicefiscal, si bien la resolución ha de hacerse pública en una jornada laboral “regular y activa”, y ayer también era festivo en Alemania. De hecho, en su departamento se activó un teléfono de guardia para atender a los medios. No está previsto que la Fiscalía tome declaración a Puigdemont, “puesto que ello no es necesario para el análisis de la documentación”, añadió Döpper, y es que el contacto directo con el expresident solo se contempla para una fase posterior, si el caso pasa a la Audiencia Territorial de Schleswig. La Fiscalía debe considerar si tramita la petición de extradición a la Audiencia Territorial, en cuyas manos quedará esa decisión, aunque su eventual ejecución iría de nuevo al departamento del vicefiscal.

En caso de que el procedimiento se resuelva “en el sentido de la petición cursada por España”, profundizó, le tocaría al estamento político dar el visto bueno a la entrega de Puigdemont, lo que de acuerdo a la normativa alemana compete al Ejecutivo del landpor delegación en este por parte del Gobierno federal. La decisión primera de la Fiscalía compete tanto a una posible petición de extradición como a determinar si el dirigente soberanista sigue en prisión o queda en libertad vigilada mientras la Audiencia pasa a examinar el caso.

Puigdemont ingresó en la cárcel de Neumünster, la mayor del estado federado de Schleswig-Holstein, el 25 de marzo, tras ser detenido en una estación de servicio al entrar en el país por la frontera con Dinamarca. Al día siguiente, el tribunal de primera instancia de esa localidad concretó que debía permanecer en prisión por riesgo de fuga. En Alemania le defienden el letrado y exjuez del Supremo alemán Wolfgang Schomburg y su hijo Sören, de gran reputación, quienes reclamaron a Merkel que no dé el visto bueno a la entrega.

el recurso del expresident

alega que no hubo violencia

Fueron “casos aislados”. Carles Puigdemont alega en su primer recurso al Tribunal Supremo que el 1-O no hubo “ningún tipo de violencia” que justifique que se le acuse de rebelión, a lo sumo algunos ciudadanos “pudieron haberse excedido” en su “resistencia pasiva”, pero fueron casos “aislados”. Después de que el juez Pablo Llarena aceptara que Puigdemont y los exconsellers Clara Ponsatí y Lluís Puig se personaran en la causa abierta por el procés, el abogado Jaume Alonso-Cuevillas ha elaborado en nombre de los tres procesados un recurso donde se pide la “nulidad de actuaciones por falta de competencia objetiva del tribunal” y por “indefensión al no haberse permitido la actuación de la defensa” y se niega la existencia de delito de rebelión y de malversación. Por su parte, Madrid presiona a Alemania por boca del ministro de Justicia, Rafael Catalá, para quien “lo lógico y razonable” sería la extradición, “la única hipótesis que maneja” el Gobierno de Rajoy.

Herramientas de Contenido