Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Israel deportará a 16.250 africanos tras un pacto con la ONU

El Gobierno da marcha atrás al plan para encarcelar a otros 18.000 y opta por repartirlos por el país

Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

jerusalén- Israel anunció ayer la cancelación de su controvertido plan para deportar forzosamente a decenas de miles de inmigrantes africanos y un pacto con la ONU para que unos 18.000 permanezcan en el país y otros tantos vayan a países occidentales. “Este acuerdo permitirá la salida de Israel de 16.250 migrantes a países desarrollados como Canadá, Alemania e Italia”, anunció en rueda de prensa el primer ministro, Benjamín Netanyahu. “Es un buen acuerdo. El objetivo era solucionar este problema de la mejor manera para los intereses del Estado de Israel. Es la solución para los residentes del sur de Tel Aviv y otros barrios y para la gente que ha venido aquí. Es una buena solución”, agregó .

Según el plan, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se encargará de trasladar durante los próximos cinco años a los africanos a países occidentales mientras que Israel dará seguridad jurídica y residencia temporal al resto. El pacto ha sido aprobado por la Fiscalía y cumple con el derecho internacional, asegura el Gobierno israelí, que también anunció un “plan de rehabilitación” para el sur de Tel Aviv, donde se acumulan miles de inmigrantes, y se comprometió a hacer “una distribución geográfica más equilibrada de las poblaciones que permanecerán en Israel” y a darles orientación laboral y formación profesional.

Así se pone fin a un polémico programa, aprobado a principios de este año, que contemplaba deportaciones forzosas a terceros países africanos, que había levantado una gran polémica en un país construido con personas llegadas de todas partes del mundo, muchos huyendo de la guerra, la miseria o el Holocausto.

Comandantes de diversas aerolíneas se negaron a pilotar los aviones con los deportados, mientras que supervivientes del Holocausto, rabinos, académicos, escritores y médicos escribieron cartas de solidaridad con los inmigrantes y en las que pedían al Gobierno que diera marcha atrás. Ni esto ni las manifestaciones multitudinarias impidieron que las autoridades empezaran en febrero a repartir las notificaciones que daban a los inmigrantes dos opciones: o aceptar la deportación o ser encarcelados. - Efe

Herramientas de Contenido