Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El proyecto de la cubierta del colegio San Francisco incluye un gimnasio

Los técnicos estudian añadir una sala multiusos tras el cubrimiento del patio
El Ayuntamiento y el Gobierno financiarán a partes iguales las obras

Kepa García - Martes, 3 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Protesta de paraguas de los alumnos y profesores del colegio San Francisco para reclamar un patio cubierto.

Protesta de paraguas de los alumnos y profesores del colegio San Francisco para reclamar un patio cubierto. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

  • Protesta de paraguas de los alumnos y profesores del colegio San Francisco para reclamar un patio cubierto.
  • Visita de los ediles de Pamplona al centro.

pamplona- El acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento para financiar a partes iguales el cubrimiento parcial del patio del colegio público San Francisco contempla que el Consistorio se haga cargo de la tramitación de los expedientes de adjudicación del proyecto, de su redacción, de la dirección técnica de las obras y de la ejecución de las mismas. En este contexto, los técnicos municipales están trabajando para incluir mejoras al proyecto inicial, de tal forma que además de la estructura que tapará un tercio del patio, se instalen los elementos necesarios que permitan, en una fase posterior, habilitar una sala polideportiva adicional.

Esta posibilidad se puso por primera vez sobre la mesa tras el concurso de ideas que organizó el centro para el cubrimiento del patio, en una de cuyas propuestas aparecía la opción de aprovechar la construcción de la cubierta para levantar una sala multiusos. Tras el acuerdo entre el Ayuntamiento y el Gobierno, esta opción comenzó a ser estudiada y según las informaciones facilitadas a este periódico, tiene muchas posibilidades de que salga adelante, aunque se materializaría después de que se levante la cubierta y en un plazo todavía sin determinar.

Las conversaciones mantenidas entre la consejera de Educación María Solana y la concejala de Educación Maider Beloki han permitido desbloquear un problema que venía de lejos y de paso poner las bases para mejorar las instalaciones del centro.

Quince años ha estado la comunidad educativa del colegio San Francisco reclamando una cubierta en el patio, pero sus demandas fueron ignoradas sistemáticamente por los sucesivos gobiernos, municipal y foral, pese a las dificultades que suponía no disponer de un espacio de recreo cubierto para los días lluviosos.

El asunto podría ser objeto de debate en otras latitudes, pero en Pamplona, donde los niveles de precipitaciones son elevados -146 días lluviosos en 2017 y en lo que va de 2018, el 70%- ofrece poca discusión.

Es fácilmente entendible el problema que se puede generar en un centro escolar al tener que dejar a 400 alumnos por las pasillos o dentro de las clases en su media hora de recreo. Primero por el déficit que causa al necesario esparcimiento de los escolares y después, por la dificultad que esto provoca para el posterior desarrollo de la jornada lectiva del alumnado.

Más difícil de comprender es que los responsables políticos no hicieran nada tratándose del único centro de Primaria en esta situación en Pamplona y con el agravante de estar ubicado en el único barrio que carece de unas instalaciones deportivas públicas, lo que en la práctica dejaba a los alumnos sin posibilidad de practicar deporte o disfrutar de su tiempo de recreo cuando al cielo le daba por llover.

Este detalle fue obviado por los sucesivos responsables del Ayuntamiento y del Gobierno de Navarra, que durante años se fueron echando la pelota de un lado a otro sobre quién debía asumir el proyecto. Para las autoridades municipales, era competencia del Departamento de Educación por tratarse de una materia -la construcción de la cubierta- no contemplada en el capítulo de mantenimiento o conservación del centro, lo que sí corresponde al Ayuntamiento en el caso de los centros públicos de educación infantil de segundo ciclo, primaria o especial.

Desde el Gobierno foral, por su parte, eludían la responsabilidad con el argumento de que no era una cuestión docente y por lo tanto, quedaba fuera del ámbito de incumbencia del Departamento de Cultura.

acuerdo y convenioHan bastado unas cuantas reuniones entre la consejera Solana y la concejala Beloki y el firme compromiso de las formaciones del cuatripartito para poner fin al dilema burocráticoque impidió a los gobernantes regionalistas hallar una solución para los alumnos del colegio.

La fórmula elegida entre el Ayuntamiento y el Departamento de Educación será la firma de un convenio de colaboración, figura que avala que las dos instituciones puedan cooperar económicamente en la prestación de servicios locales o en asuntos de interés común.

El informe de la asesoría jurídica municipal destaca que ambas partes expresan su voluntad de llevar a cabo una serie de acciones en orden a mejorar las instalaciones del centro y que en el convenio quedarán reflejados los compromisos que asumen.

El presupuesto previsto de la cubierta es de 300.000 euros y afectará a algo más de un tercio del patio. Las obras se desarrollarán durante el verano con el objetivo de que estén acabadas para el inicio del curso en septiembre, aunque puede retrasarse algo si fructifica como está previsto el proyecto de habilitar una estructura adicional para la futura sala multiusos.

En los presupuestos del Gobierno foral hay una partida de 150.000 € tras una enmienda parlamentaria en tal sentido. Al Ayuntamiento le corresponderá la otra mitad, incluyendo la redacción del proyecto y la ejecución de las obras, y tendrá que remitir al Departamento de Educación la autorización de la Junta de Gobierno Local.

los datos

De 1905. El edificio fue construido en 1905 y a lo largo de su historia ha acogido multitud de actividades. Ocupa un espacio de 3.000 metros cuadrados y cuenta con tres plantas. Dibuja una U y en medio queda el patio para el recreo, el único del que dispone el centro.

El único centro de Primaria sin espacio cubierto. El colegio público del Casco Viejo es el que menos metros cuadrados tiene de espacio al aire libre por alumno (2,88 m2), cuando la media es de 22,37 m2, y el único colegio de Primaria en Pamplona que no dispone de un espacio cubierto.

Reivindicación. La comunidad educativa lleva tiempo reclamando una cubierta. La dirección del centro fue convocada en 2017 a una sesión de trabajo en el Parlamento, donde más tarde se aprobaría una partida presupuestaria destinada a este fin. En mayo, alumnos y profesores realizaron una protesta con paraguas para pedir la cubierta del patio.

Herramientas de Contenido