Islam en Nafarroa

Aitor Castañeda Zumeta - Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Según informaciones emanadas de la Consejería de Educación del Gobierno de Navarra, cuatro colegios riberos -Castejón, Cintruénigo, Milagro y San Adrián-, uno olitense -Larraga- y otro iruindarra, impartirán el próximo curso Islam como asignatura optativa, solicitado así por una masa crítica de familias de dicha confesión.

Se trata de una iniciativa que prima la postura de las madres y padres en la educación pública, pero presenta de por sí dos llamativas contradicciones. La primera, la confrontación de esta propuesta con el discurso que promueve la salida de la religión de las aulas, que si bien no es una postura estanca ni compartida de la misma forma por todo el espectro progresista, sí que tiene cierto consenso en no favorecer unos credos frente a otros, y en tal sentido, la religión islámica, como la católica, debería postergarse a la enseñanza privada.

La segunda estriba en que aunque resulta loable la atención de la demanda de más de 200 familias para elegir el modelo educativo de sus hijos, los partidos del cambio han tenido, por las mismas, algunos problemas en la interlocución con las demandas de otros progenitores en materia educativa, como puede ser el caso de las líneas de euskera en las escuelas infantiles de Iruñea. Si bien el argumento que se dio fue la conveniencia de potenciar nuestra antigua lengua, también en aquellos centros, en oposición a lo que aquellos padres pedían, resulta del mismo modo importante discurrir con las y los solicitantes de religión en las aulas, que en el Estado laico al cual se aspira ni promueve la religión católica en la enseñanza pública, ni por tanto fomenta la entrada de otras nuevas. Al menos si no desea contradecirse.

Por el momento, y a fin de comenzar el curso con buen pie, tal vez nos ayude traer a la memoria que la Ribera y gran parte de Iruñerria fueron en su día del Ándalus, de herencia latente incluso en arte mudéjar de Tutera de los albores del siglo XVI. Incluso en la propia parentela de Iñigo Aritza encontraremos un importante influjo árabe. A fin de potenciar la convivencia, tal vez sea un bonito punto de encuentro para los primeros estudiantes de Islam en Nafarroa.