Un 'minotauro' del artista francés Loren Pallatier anunciará la Feria del Toro de Sanfermines 2018

Primer autor francés al que la Casa de Misericordia encarga la creación del cartel, que muestra un minotauro de espaldas corriendo el encierro

noticiasdenavarra.com - Miércoles, 4 de Abril de 2018 - Actualizado a las 11:45h

Pallatier, con su minotauro sanferminero.

Pallatier, con su minotauro sanferminero. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Pallatier, con su minotauro sanferminero.Pallatier, con su minotauro sanferminero.El cartel de Pallatier, un minotauro de espaldas con el pañuelo de San Fermín al cuello.Pallatier, explicando en rueda de prensa su obra, en un caballete al fondo a la derecha.Un momento de la rueda de prensa en la Casa de Misericordia.El cartel de la Feria del Toro 2018, obra de Loren Pallatier.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. Un minotauro de espaldas con el pañuelo de San Fermín anudado al cuello y mirando al albero, obra del artista Loren 'Lorenzo' Pallatier, anunciará la Feria del Toro de Sanfermines 2018, ha desvelado este miércoles en rueda de prensa la Casa de Misericordia. En el acto de presentación han participado Ignacio Cía, miembro de la Comisión Taurina, José María Marco, Presidente de dicha comisión y Loren Pallatier, autor de la obra.

Se da la circunstancia de que Loren Pallatier (París, 1960) es el primer autor francés al que la Casa de Misericordia encarga la creación del cartel anunciador de la Feria del Toro.

José María Marco, al presentar al autor, ha narrado su relación estrecha con el mundo del toro, primero como novillero y después como artista.

Loren ha explicado su obra, un minotauro que da la espalda al observador porque se encuentra corriendo el encierro. Además, en el pañuelico lleva impreso el recorrido de la carrera. Los carteles anunciadores de la Feria del Toro constituyen, desde 1959, una singular colección de obras propiedad de la Casa de Misericordia de Pamplona. Las obras han sido encargadas por la institución pamplonesa a artistas de reconocido prestigio nacional e internacional. El conjunto de estas abarca desde la cartelería expresionista a la fotografía y de los conjuntos escultóricos al humor gráfico.

Las reproducciones del cartel de 2018 pueden ser adquiridas desde hoy en dos formatos, al precio de 3 € y 2 €, en la recepción de la Casa de Misericordia de Pamplona, en la puerta del encierro de la Plaza de Toros de Pamplona o través de la web feriadeltoro.com.

El artista francés es uno de los referentes artísticos del mundo del toro.

Sin quererlo, este pintor parisino tiene un cierto paralelismo con dos genios como Picasso y Dalí. El artista también ha ido en busca del minotauro, el ser mitológico mitad hombre y mitad toro que vivía en la oscuridad de un laberinto. Pallatier llegó a España en los 70 con la ilusión de forjarse un futuro como novillero. Su sueño es que un museo de arte contemporáneo le ceda un espacio gigante para poder reproducir su experiencia construyendo un laberinto en el que la gente pueda contemplar su minotauro Marisquero.

Laurent Pallatier, "Loren", de "afición taurina enorme", que ha considerado un "inmenso honor y gran placer" el encargo de la Casa de la Misericordia de Pamplona. Ha descifrado los guiños que contiene un cartel que hace preguntarse en primer lugar si el minotauro "correría el encierro con los hombres o con los toros".

La imagen es la de la nuca de un toro, con espalda musculosa de hombre y pañuelo rojo sanferminero al cuello, entrando en el ruedo pamplonés que se vislumbra al frente en su testuz en color amarillo, con otros elementos como la firma del autor a modo de tatuaje en el bíceps del minotauro o la inclusión del logotipo de la Casa de Misericordia como si fuera uno más de los hierros de las ganaderías que se lidiarán en la próxima feria de Pamplona.

Marco ha presentado a Loren como un artista de "afición taurina enorme", surgida desde que de niño veraneaba con sus padres en Salou, y aunque "cambió el estoque por los pinceles", "quizá perdimos un torero pero ganamos un artista", ha respaldado.

Se refería así a la biografía de Loren, quien con 5 años en Salou toreaba con la toalla a modo de capote en la playa, donde con sus amigos escenificaba los encierros de Pamplona, y donde comenzó a acudir a corridas en las plazas de todos de Cataluña para, años después, incluso llegar a torear de novillero como "El rubio de París" tras su paso por una Escuela Taurina para formarse.

Tras encauzar su vida por otra faceta artística, la de las artes plásticas, hoy vive en Andalucía y es conocido por iniciativas relacionadas con el mundo taurino como la reutilización en collage de trajes de luces troceados o las "toreografías", pinturas resultantes de torear con la muleta empapada en pintura sobre un lienzo, o sus "corridas picassianas" con la plaza de toros de Málaga decorada con sus obras.

Marco ha agradecido al artista que "el prestigio de nuestra colección de carteles siga incrementándose" con esta obra.

El propio Loren ha recordado el inicio de su afición a los toros en la playa de Salou junto a otros niños, alguno de ellos de Pamplona y con los que mantiene su amistad, una época en la que ha recordado sus juegos simulando los encierros: "Quizá allí se me ocurrió poner un minotauro para el encierro".

Ha explicado la simbología del cartel, con la "explosión" en amarillo a la llegada del minotauro al ruedo, una imagen que descansa sobre la frase "Feria del Toro /2018. Pamplona/Iruña/San Fermín" en la que la tipografía de las letras pone en lugar destacado "Fe" por "la fe del corredor" e "Ir" para que "acudan a Pamplona, a la feria más importante del mundo", ha dicho.

El animal de la imagen no representa a ninguna ganadería en concreto, ya que su cabeza, cuernos y morfología son una mezcla de imágenes que busca "el toro más estéticamente correcto".

De su amor por los toros da cuenta la experiencia a modo de performance artística de que vivió en la Plaza de Toros de Vic-Fezensac durante el fin de año de 1999, donde convivió tres días separado tan sólo por un cristal blindado con el toro "Marisquero" de la ganadería de Cebada Gago, con una "primera noche terrible" en la que el toro embestía al intruso pero con el que paulatinamente acomodó la convivencia e incluso bebió el champán de Nochevieja.

Con humor, Loren ha relatado que finalmente se hicieron "amigos" y de aquella experiencia "yo salí más toro y el más hombre, seguramente", aunque su "traumático" final le deja un poso triste, ya que el animal fue sacrificado, aunque hoy le acompaña embalsamado en su vivienda de Andalucía.

Más sobre Pamplona

ir a Pamplona »

Últimas Noticias Multimedia