liga de campeones Barcelona 4 - Roma 1

Un mal Barça cobra ventaja de rebote

liga de campeones | dos goles en propia puerta, piqué y suárez dejan de cara la eliminatoria a los culés

Jueves, 5 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El delantero uruguayo del FC Barcelona, Luis Suárez, celebra el cuarto gol del equipo blaugrana.

El delantero uruguayo del FC Barcelona, Luis Suárez, celebra el cuarto gol del equipo blaugrana. (EFE)

Galería Noticia

El delantero uruguayo del FC Barcelona, Luis Suárez, celebra el cuarto gol del equipo blaugrana.

BARCELONA 4 Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Sergi Roberto (André Gomes, min. 81), Rakitić, Busquets (Paulinho, min. 65), Iniesta (Denis Suárez, min. 84), Luis Suárez, Messi.

ROMA 1 Alisson, Peres, Fazio, Manolas, Kolarov, Strootman, De Rossi (Defrel, min. 76), Pellegrini (Gonalons, min. 60), Florenzi (El Shaarawy, min. 71), Džeko y Perotti.

Goles 1-0, min. 38: De Rossi (p.p.). 2-0, min. 55: Manolas (p.p.). 3-0, min. 59: Piqué. 3-1, min. 79: Džeko. 4-1, min. 86: Luis Suárez.

Árbitro Danny Makkelie (Holanda). Amonestó a los visitantes Kolarov (min. 43) y Strootman (min. 85).

Estadio Camp Nou, 90.106 espectadores.

barcelona- El FC Barcelona ganó ayer a la Roma en el Camp Nou en un partido gris en el que cobraron una buena ventaja gracias a dos autogoles de los romanos, a un rebote que permitió a Gerard Piqué poner un resultado engañoso mejorado por el tanto de Luis Suárez al final, restando peso al gol de Edin Dzeko que dejaba vivo el cruce.

Salió el Barça adormilado, demasiado tranquilo y permitiendo a la Roma estar cómoda en el Camp Nou. Poco a poco, con el balón, los blaugranas se asentaron y empezaron a probar fortuna y ésta llegó en forma de dos goles en propia puerta y de un rechace que le cayó a Piqué para marcar a placer. Luis Suárez, cuando el 3-1 hacía temblar al feudo culé, puso un 4-1 más disuasorio.

Tiene una buena ventaja el Barça para acudir al Stadio Olimpico di Roma, pues los de Eusebio Di Francesco necesitan un 3-0 mínimo para darle la vuelta a la eliminatoria. Estuvo atrevido el técnico italiano, sobre todo cuando yendo abajo en el marcador hizo cambios pensando en marcar gol y sin temor a encajar un cuarto. Finalmente sucedieron ambas cosas.

El equipo de Ernesto Valverde no fue el de las grandes noches, distó mucho de aquel equipo que le endosó un 3-0 al Chelsea en la vuelta de los octavos de final. Apareció Leo Messi para caracolear y poner a prueba a Alisson, varias veces, pero sin poder agrandar los 100 goles en la Champions por los que fue homenajeado antes del partido.

Pero sí marcó Luis Suárez, oportuno y clave, cuando la Roma iba en busca del 3-2. Había estado impecable Marc-André Ter Stegen en dos acciones de gran valor y vistosidad impidiendo los goles romanos por vía de Perotti o Defrel. Pero sin el gol del uruguayo, que no marcaba en la ‘Champions’ desde el 6-1 al PSG del año pasado en los octavos de final, el Barça se habría ido en peor situación.

Suárez se desquitó e hizo callar a los que le criticaban su sequía, como Piqué celebró por todo lo alto su gol. No así Daniele De Rossi o Kostas Manolas, que marcaron pero no en la portería que hubieran deseado. Y si Suárez no falló, tampoco faltó a la cita con el gol Edin Dzeko, marcando su quinto gol en esta ‘Champions’ y dando algo de esperanza a su equipo, que vivió un malfario. La Roma buscaba el gol que les metiera en la eliminatoria, con 3-0, y Edin Dzeko, su máximo artillero, superó la marca de Jordi Alba y la oposición de Ter Stegen desde la frontal del área pequeña. Justo en la siguiente jugada, a mano cambiada, se lució de nuevo a tiro peligroso de Perotti. El Barça reaccionó pero no del todo, y no fue capaz de anular con el balón y la posesión a un rival que fue de menos a más, perdiendo la vergüenza inicial y yendo sin complejos a por el gol.

Tuvo la Roma oportunidades para marcar más, pero ahora deberán buscar tres goles para seguir con el sueño de estar en sus segundas semifinales de ‘Champions’. El Barça, pese a no jugar a su mejor versión ni mucho menos y en una noche para no repetir, tiene todo de cara para por fin superar unos cuartos de final que han sido su escollo en tres de las últimas ediciones. La única en que pasaron esta ronda, en 2015, acabaron conquistando el título. - E.P.