Tiger y Augusta, un reencuentro anhelado

el golfista californiano eleva las expectativas y el interés del masters, su torneo favorito, que no juega desde 2015

Un reportaje de Roberto Calvo - Jueves, 5 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Tiger Woods parte de nuevo como favorito en su regreso al Masters.

Tiger Woods parte de nuevo como favorito en su regreso al Masters. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Tiger Woods parte de nuevo como favorito en su regreso al Masters.

Tiger Woods es el golf lo que Michael Jordan al baloncesto, Michael Phelps a la natación, o Roger Federer o Rafa Nadal al tenis, ese tipo de deportistas a los que se puede admirar y odiar a partes iguales por su fiero instinto competidor y por su contumacia en las victorias. Pero también son ese tipo de atletas a los que se echa en falta cuando estás fuera ya que elevan el nivel de sus rivales. Estos quieren estar preparados para derrotar a aquellos ya que saben que ese triunfo tiene mucho más valor. Por eso, nadie en el golf ha manifestado su disgusto por el regreso de la leyenda californiana. Simplemente, saben que es algo bueno para todos. Porque Tiger no volvió en el Hero Challenge, un torneo de exhibición, ni volvió en el Farmers Insurance, su primera cita oficial en casi dos años. Su regreso se confirmó en la tercera jornada del Valspar Championship cuando la velocidad de su swing fue registrada a 207 kilómetros por hora, la más alta del PGA Tour en toda la temporada.

En ese torneo Woods acabó segundo y estuvo muy cerca de pelear por el triunfo, que habría sido su octogésimo en el circuito americano. En sus últimas tres salidas a un campo cuenta solo una de doce vueltas por encima del par y su juego ha ido afinando hasta el punto de que ya está entre los favoritos para ganar el Masters de Augusta, que sería el quinto de su carrera. Su último triunfo en un grande data del US Open de 2008, pero hay muchos que creen, entre ellos Jack Nicklaus, según confesó a El País, que Tiger va a ganar algún major más, como muchos pensaban que Jordan iba a conseguir más anillos, Phelps más medallas olímpicas o Nadal y Federer más Grand Slams. Y Tiger Woods también está deseando medirse otra vez en los grandes escenarios a sus viejos rivales de esta década y media pasada y a toda la nueva hornada de veinteañeros que están ascendiendo a los primeros lugares.

Y, cómo no, la vuelta de la estrella californiana ha sido celebrada por los aficionados, los patrocinadores y las televisiones, que se están aprovechando de su tirón medíático, que sigue intacto pese a los graves problemas personales que mancharon su imagen pública en un país tan puritano como Estados Unidos. Pero en el golf cuenta lo que pasa en el verde, en los 18 hoyos de un campo, y Tiger disparó las audiencias de ese Valspar Championship en un 621% respecto al año anterior, la NBC y Golf Channel lograron sus mejores registros en un lustro y algunas aplicaciones que permiten seguir los torneos se colapsaron cuando embocó un putt desde quince metros.

tres años después Los organizadores también se frotan las manos porque saben que aquel torneo al que acuda la estrella californiana será un torneo mejor. Como lo será el Masters de este año al que Woods vuelve después de tres años de ausencia. En su última participación en 2015, acabó el decimoséptimo con cinco golpes bajo par. Su objetivo es “ganar”, aunque si algo se destaca de este nuevo Tiger Woods, veinte años después de su explosiva irrupción en el circuito, es que muestra una cara más humana y amable, menos voraz en su rutina de entrenamientos y más dispuestos a escuchar a su cuerpo después de doce operaciones quirúrgicas.

Y es que se siente agradecido de esa “segunda oportunidad” que le ofrecen la vida y el deporte. Y las leyendas lo son porque no dejan pasar oportunidades. Desde el jueves en el Augusta National, los otros 86 jugadores estarán advertidos de que el Tigre quiere volver a dar bocados a la gloria. Al fin y al cabo, algunos de los récords del Masters siguen siendo suyos.

Las audiencias televisivas se han disparado en los primeros torneos que ha jugado Woods tras su vuelta al circuito estadounidense

los datos

79 victorias ha logrado Tiger Woods en el PGA Tour desde 1997. Ha logrado también 30 segundos puestos, 19 terceros y 188 posiciones entre los diez primeros.

En 1997 logró ser el ganador más joven del Masters (21 años), la mayor diferencia sobre el segundo (12 golpes) y la victoria con un menor número de golpes (-18).

14 majors ha logrado Tiger desde que se estrenó en Augusta en el año 1997: cuatro Masters, tres US Open, tres Open Championship y cuatro PGA Championship.

alrededor del masters

Sergio garcía defiende título

Sergio García, a por la segunda. Sergio García defiende la chaqueta verde desde este hoy y hasta el domingo en el Augusta National, un Masters que inicia la temporada del Grand Slam. El 9 de abril de 2017, tras un hoyo de desempate con el inglés Justin Rose, el de Borriol cumplió su sueño profesional tras dos décadas de pelea. Sergio García ganó el primer major español en 18 años y derribó la puerta del club de los más grandes. Un año sin parangón en lo deportivo y también lo personal, con boda y paternidad de Azalea, como el hoyo 13 que cierra el mítico Amen Corner del recorrido de Georgia. Tras lucir con orgullo esa ansiada chaqueta verde, el castellonense regresa a la escena de su clímax deportivo para tratar de repetir, algo que sólo lograron Jack Nicklaus, Nick Faldo y Tiger Woods. Televisado. Movistar retransmitirá en exclusiva el Masters de Augusta. A partir de hoy la competición empezará a las 21.00 horas y el domingo, a partir de las 18.00 h. - Efe