Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Olza pide al Gobierno de Navarra un “debate institucional y social” sobre el TAV

Aseguran que el “bestial tajo físico” del actual proyecto dejaría a la Cendea dividida en dos partes

Mikel Bernués Iñaki Porto - Viernes, 6 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sentados de i a d, Antonio Chivite (Plataforma contra el TAV), Dolores Orrio (Asiáin), Moisés Garjón (alcalde Olza), Ander Elizagaray (Arazuri) y Jesús Gárriz (Ororbia).

Sentados de i a d, Antonio Chivite (Plataforma contra el TAV), Dolores Orrio (Asiáin), Moisés Garjón (alcalde Olza), Ander Elizagaray (Arazuri) y Jesús Gárriz (Ororbia).

Galería Noticia

  • Sentados de i a d, Antonio Chivite (Plataforma contra el TAV), Dolores Orrio (Asiáin), Moisés Garjón (alcalde Olza), Ander Elizagaray (Arazuri) y Jesús Gárriz (Ororbia).

pamplona- El alcalde de la Cendea de Olza, acompañado por responsables de los nueve concejos que la conforman, compareció ayer en rueda de prensa y pidió al Gobierno foral un debate “institucional y social” a propósito el TAV, así como una moratoria al Gobierno central sobre su construcción “hasta que Navarra decida qué es lo más conveniente”.

“Queremos dejar claro que estamos a favor del tren como medio de transporte, tanto de viajeros como de mercancías”, expresó el primer edil Moisés Garjón, que detalló las características del proyecto. “Tres viaductos que suman 1.740 metros con una altura de entre 8 y 16 metros. Tres tramos de muralla-talud que suman 1.450 metros y entre 9 y 16 metros de altura. Dos tramos de trincheras que suman 1.100 metros con una profundidad de hasta 13 metros. Un túnel de 250 metros... Y todo acompañado del correspondiente ruido, unido al impacto electromagnético en sus alrededores, teniendo en cuenta que Ororbia y Arazuri se encuentran a 500 metros del ferrocarril proyectado. Este es el panorama que quedaría en la Cendea de Olza si se llegase a concluir en TAV, según el proyecto redactado en 2004 y reformado algo en 2015. El bestial tajo físico dejaría la Cendea dividida en dos partes”, lamentó Garjón.

¿para qué?El alcalde de los 1.800 vecinos de la Cendea expuso las dudas de un proyecto “que costaría más de 4.000 millones de euros todo el tramo navarro y supondría un ahorro de unos 20 minutos a Madrid desde Pamplona, y de 8 minutos a Vitoria”. Y se refirió a la incertidumbre sobre el porcentaje de navarros que lo usarían, o “que no dicen claro que no va a servir para transportar mercancías”.

“Nos repiten como un mantra la idea de que el TAV es algo estratégico y sinónimo de progreso pero la realidad es otra: En Francia han decidido paralizar algunos proyectos del TAV en tramos que se ha comprobado que no merecía la pena. Sin embargo el Gobierno de España, a pesar de ser consciente de que muchas de las líneas construidas apenas se utilizan, sigue con la idea ‘grandiosa’ de llevar el TAV a todos los rincones del estado”, dijo.

“Creemos que el Gobierno de Navarra debe poner en marcha abiertamente y con todas las cartas boca arriba un debate institucional y social en el que se analice qué tipo de tren necesita Navarra y las alternativas posibles”, consideró Garjón, que solicitó a Madrid una moratoria sobre su construcción. “El proyecto es de 2004, han pasado 14 años, se han realizado una decena de kilómetros y Navarra no se ha hundido. No entendemos por qué ahora tantas prisas”, finalizó.

movilizacionesAntonio Chivite, de la plataforma contra el TAV, anunció para el próximo 28 de abril “una marcha montañera por la zona para conocer el recorrido y lo que destruiría el tren”, trayecto que la Cendea señalizará con pegatinas. También se ha previsto para el mes de julio una “marcha bicicletera que hará todo el recorrido, desde Castejón hasta Sakana”, dijo Chivite.

Herramientas de Contenido