Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Policía Municipal repetirá el operativo contra el consumo de alcohol de menores

Se puso en marcha el último día del trimestre escolar y volverá a activarse al final del curso

Los agentes evitaron peleas, controlaron plazas de botellón y denunciaron la venta de bebidas

Kepa García - Viernes, 6 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos agentes de Policía Municipal patrullan a pie por las calles del Casco Antiguo.

Dos agentes de Policía Municipal patrullan a pie por las calles del Casco Antiguo. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Dos agentes de Policía Municipal patrullan a pie por las calles del Casco Antiguo.

pamplona- El dispositivo especial que puso en marcha la Policía Municipal a finales de marzo para evitar el consumo de alcohol y drogas de menores se repetirá en otras fechas señaladas, como las noches de finalización del trimestre escolar o al término del curso, dado el satisfactorio resultado que arrojó.

El plan, denominado Noche estudiantil tranquila, fue activado en la noche del 28 al 29 de abril y tomaron parte agentes de la brigada de Proximidad y de UPAS (unidad de Protección y Acción Social). Su objetivo era evitar los botellones en los que participan menores, el consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas y las molestias a vecinos, tanto por actividades en las calles como por fiestas en los pisos, además del efecto disuasorio que provoca el patrullaje de los agentes a pie y en grupo.

Para ello, se desplegaron tres equipos con tres agentes en cada uno de los encargados de una zona concreta, pero separados a una distancia que permitiera un apoyo del resto en caso necesario.

El dispositivo se saldó con 4 establecimientos denunciados por venta de alcohol a menores. Además, se controlaron 4 tiendas de las que en dos se observaron infracciones y 8 bares especiales, dos de los cuales fueron denunciados por el mismo motivo. Por otra parte, se inspeccionaron todas las discotecas de la ciudad y se identificaron unas 25 personas, sin que ninguna fuera menor consumiendo alcohol.

Asimismo, se realizaron cuatro denuncias por orinar en la vía pública, otra por falta de respeto a agentes de la autoridad, otra más por romper vidrio, una séptima por tráfico, hubo un acta de aprehensión y se actuó en la plaza de San José, donde un botellón causaba molestias a los vecinos.

De hecho, éste era uno de los puntos señalados por el dispositivo, que comprendía una zona más amplía entre la plaza de San Francisco y Plaza del Castillo, ya que además de las quejas vecinales, se había detectado la presencia de menores y un aumento considerable de la suciedad en calles y aceras.

Otro objetivo del dispositivo fue el patrullaje por espacios en los que podía haber peleas, como las calles San Nicolás, Nueva, Jarauta, Estafeta, Plaza del Castillo, San Agustín, Labrit y Duque de Ahumada.

evitar peleas por el taxiPara fomentar la seguridad en el transporte público y evitar altercados entre usuarios, fueron controladas las paradas de taxi de la calle Duque de Ahumada y del autobús comarcal en el paseo Sarasate, entre las 04.00 y 04.30 horas de la madrugada.

La decisión de poner en marcha el plan Noche Estudiantil Tranquila arranca a finales de 2017, tras observar que las estadísticas de los últimos años mostraban un aumento de los requerimientos durante las noches de finalización de cada trimestre escolar. La mayoría de las quejas ciudadanas se registraban entre las 20.00 y las 07.00 horas, especialmente del Casco Viejo y San Juan.

Con estos antecedentes la Policía Municipal puso en marcha el dispositivo extraordinario con agentes de las dos brigadas mencionadas, que se desarrolló durante la noche para reforzar la presencia policial en las denominadas zonas calientes de Pamplona, donde la elevada concentración de personas, el gran número de bares y el consumo de alcohol obligan a una labor preventiva específica.

tolerancia ceroEl objetivo prioritario fue la disminución de peleas en la vía pública, una ciudad limpia sancionando las conductas incívicas, tolerancia cero con el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes en la vía pública por menores de dad y la disminución de hurtos en los establecimientos.

Por primera vez se llevó a cabo la acción ESO saludable motivada por la presencia en los botellones de menores de 16 años, una de las máximas preocupaciones del área de Seguridad Ciudadana y Convivencia que dirige la concejala Itziar Gómez.

Este plan se incluye en el protocolo de actuaciones con menores con problemas de adicciones a determinadas sustancias nocivas. La Policía Municipal se encarga de controlar el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes y psicotrópicas por menores, vigilando lugares y establecimientos en los que se pueda realizar la venta y el consumo.

En algunos casos, la existencia de este tipo de locales es comunicada por ciudadanos y centros escolares y en otros, son descubiertos durante los patrullajes ordinarios de los agentes.

aviso a los padresEn el caso de los botellones, se procede a identificar a los menores que están consumiendo, se incauta el alcohol, se informa a los padres y se averigua de dónde proceden las bebidas para controlar los establecimientos y realizar la correspondiente denuncia administrativa si se comprueba la venta.

En el caso del consumo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, Policía Municipal realiza controles específicos en centros educativos que cuentan con enseñanza de ESO, Bachillerato o Formación Profesional, en ocasiones tras la demanda realizada desde el propio colegio. En estos casos se incauta y también se identifica a los menores, se comunica a los padres e igualmente y se averigua la procedencia de las sustancias.

Por último, cuando se tiene conocimiento de que se produce la venta de tabaco a menores de 18 años se vigila el lugar de venta y se denuncia si se constata esa venta.

en corto

La conclusión, clara. El responsable del operativo de la brigada de Proximidad concluye en el informe que el servicio realizado para evitar el consumo de alcohol y drogas de los menores es totalmente necesario, sobre todo en fechas especiales como los finales de curso, y que se debe contar con el apoyo de los agentes de UPAS.

Respuesta en menos de cinco minutos. El objetivo del dispositivo era ofrecer una respuesta ante cualquier requerimiento en menos de cinco minutos.

Tres equipos de tres agentes. El operativo desplegó tres equipos encargados de zonas concretas, con tres agentes en cada uno de ellos y separados por una distancia que permitiera el apoyo del resto en caso necesario.

Cuatro establecimientos multados. El Plan se saldó con 4 establecimientos multados por vender alcohol a menores.

Herramientas de Contenido