Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una mirada a realidades incómodas en Altsasu

CON EL FIN DE SENSIBILIZAR A LA CIUDADANÍA, | Una exposición de la asociación sakana harrera harana muestra en iortia las consecuencias de las guerras

Un reportaje y fotografía de N. Mazkiaran Zelaia - Viernes, 6 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La exposición está organizada por Sakana Harrera Harana.

La exposición está organizada por Sakana Harrera Harana. (N.M.)

Galería Noticia

  • La exposición está organizada por Sakana Harrera Harana.

Porque otro mundo es posible, el centro cultural Iortia acoge hasta el 15 de abril una exposición que muestra las consecuencias de la guerra, una mirada a una realidad que a menudo incomoda. Y es que el objetivo de esta muestra organizada por Sakana Harrera Harana con el nombre de Ongi etorri errefuxiatuakes sensibilizar sobre la situación que viven los refugiados, hacinados en campos después de un duro camino.

“Aunque los políticos europeos cierren las fronteras o firmen acuerdos con Turquía para que no lleguen las personas migrantes a Europa, seguirán teniendo la necesidad de refugio, de cobijo, de sobrevivir mientras continúen las guerras”, señalan desde esta asociación surgida el pasado año. Juan Pedro Higuero, Sergio Moro, Yolanda Beltza, Josu Rubio y Amaia Urritza son algunos de sus socios y los encargados de montar la muestra. “La necesidad de sobrevivir es lo que empuja a buscar otro sitio donde vivir. Sitio que nosotros queremos compartir”, inciden. “Abrimos brazos a diferentes culturas. Eso solo puede añadir. Abrimos los corazones de Sakana para que podáis revivir”.

La exposición propone un recorrido que arranca con un mapamundi en el que están marcados diferentes lugares de conflicto y otros lugares que de alguna manera están relacionados con la guerra que se desarrolla en las imágenes. Así, se pueden ver fotografías realizadas por voluntarios de esta asociación en diferentes campos de refugiados, como Idomeni y Chios en Grecia o Calais en Francia. Más cerca, en Almería, también hay un inframundo donde viven las personas que trabajan en los invernaderos y que también se denuncia sobre estas paredes.

En medio de la sala, junto a unos escombros que representan una de las consecuencias de las guerras, hay una maleta en la que se puede leer que 70 millones de personas se han visto obligadas a dejar sus tierras a causa de las guerras y destrucción en Siria pero también en Somalia, desde hace 24 años, Afganistan o Yemen, con 3 millones de personas desplazadas.

Esta mirada a un mundo que no se quiere ver se detiene especialmente en los niños. Es el caso de los menas, menores no acompañados que viven en la calle con la única esperanza de colarse en un barco o contenedor para cruzar a la península. En la exposición también se habla de las mujeres, doblemente castigadas por su condición.


ARMAS Otra parada de la muestra es en el polígono de las Bardenas Reales, con unos 2.000 ensayos de armas al año, incluidos los de armamento real. “Todos los países de la OTAN, asi como EEUU, pueden probar sus armas en las Bardenas, actividad que se intensifica ante un bombardeo. No queremos ser cómplices”, destacan.

Tampoco de la venta de armas. “En el último año desde el puerto de Bilbao han salido 300 contenedores llenos de armas con destino a Arabia Saudí y los conflictos bélicos donde está implicado este país”.

Asimismo, hay un txoko antirumores, en el que se desmontan diferentes estereotipos en torno a las personas migradas para finalizar con un muro de reflexión donde todas las personas que quieran puedan transmitir lo que han sentido o lo que piensan sobre lo que han visto.

Herramientas de Contenido