Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El hombre desaparecido al caer en un coche al Ebro no tenía carné de conducir

La fuerte corriente dificultó la búsqueda de Mamadou Sarr, que se suspendió ayer sin resultado
Su acompañante, que sabía que carecía de permiso, fue citado a declarar por la Policía Foral como investigado

María San Gil/Jesús Morales María San Gil - Sábado, 7 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un helicóptero del Gobierno de Navarra sobrevuela el cauce.

Un helicóptero del Gobierno de Navarra sobrevuela el cauce. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

Un helicóptero del Gobierno de Navarra sobrevuela el cauce.Bomberos recorren el río en una lancha desde el punto en el que el coche se precipitó al río Ebro.

LODOSA/PAMPLONA- Mamadou Sarr, el hombre de 45 años y vecino de Lodosa que desapareció el jueves al caer al río Ebro en un coche no tenía carné de conducir, según confirmaron fuentes de la Policía Foral que investiga el accidente en el que sobrevivió otros ciudadano senegalés de 41 años. Este hombre fue citado ayer por el Cuerpo autonómico como investigado por un delito de encubrimiento o como cooperador necesario por no haber impedido al desaparecido conducir a sabiendas de que carecía del correspondiente permiso obligatorio.

Un dispositivo de más de una veintena de efectivos de la Policía Foral, Guardia Civil y del Servicio de Bomberos continuaron ayer todo el día con la búsqueda del hombre senegalés que se precipitó con un coche al agua en la zona de la Badina, cerca de la presa de Sartaguda. A las 8.00 horas tras una breve reunión en el parque de bomberos de Lodosa, se reanudó la búsqueda, centrada sobre todo en las orillas del río y en los alrededores de la propia presa.

Los efectivos del Grupo de Rescate Acuático (GRA) de los Bomberos fueron los encargados de rastrear desde primera hora la zona en la que, de acuerdo con el superviviente, Magueté Sesck, cayó el vehículo y donde describe dos árboles a los que se aferró. Fue una tarea ardua y difícil debido a la fuerte corriente y inmersiones concluyeron sin éxito. “En el fondo del río hay mucha piedra, baja mucho caudal y muy fuerte, el río está muy alto y la temperatura del agua está bastante fría, entre los 8 y 10 grados”, según indicaron fuentes del dispositivo. Pasadas las 11.00 horas se sumó a la búsqueda un helicóptero del Gobierno de Navarra, que amplió la zona de búsqueda más allá de la presa y que sobrevoló el lugar durante el resto de la mañana.

HASTA LA PRESA DE SARTAGUDALos bomberos, que utilizaron una lancha para rastrear el río, colocaron una boya a unos 150 metros de donde se produjo el accidente, punto en el que sospecharon que podría estar hundido el coche. Se trata de un lugar de unos 6 metros de profundidad en el que detectaron un elemento voluminoso pero, bajo la premisa de que el hombre senegalés logró abandonarlo por la ventanilla, decidieron continuar con el rastreo de orillas y zonas concretas a las que pudo ser arrastrado, hasta la presa de Sartaguda. “El coche pensamos que ha sido arrastrado a un cauce bajo, entendemos que la presa no la habrá pasado”, señalaron las mismas fuentes, que indicaron que los buceadores de los Bomberos no podrán continuar con el rastreo durante los próximos días debido a la fuerte corriente, pero sí proseguirá la búsqueda en superficie.

Agentes de la Policía Foral citaron ayer como investigado para tomarle declaración en presencia de un abogado al superviviente del suceso, ya que el desaparecido carecía de carné de conducir, circunstancia que esta persona conocía. En cuanto al vehículo que se precipitó al río, fuentes de la Policía Foral señalaron que estaba dado de baja en la Dirección General de Tráfico, es decir, sin autorización para circular. Al respecto, el superviviente del accidente indicó que lo habían cogido de la bajera de un amigo para dar una vuelta.

el dato

6

metros de profundidad

El río Ebro a su paso por Lodosa tiene actualmente una profundidad de 6 metros.

el superviviente

“El agua bajaba fuerte y lo perdí”

Consternado. El senegalés Magueté Sesck, de 41 años de edad y residente en Lodosa desde hace tres años, viajaba el jueves por la tarde de copiloto con el desaparecido Mamadou Sarr en el vehículo cuando cayeron al río Ebro en una “maniobra marcha atrás” que investiga la Policía Foral. Visiblemente consternado y apoyado en todo momento por sus amigos, el hombre superviviente del trágico suceso ocurrido el jueves aseguró que habían salido a dar una vuelta ya que no tenían que trabajar por la tarde. “El coche se fue. Los dos salimos por la ventanilla, pero él no sabía nadar. Lo intenté ayudar como pude, pero el agua bajaba muy fuerte y lo perdí”, relató el hombre en la orilla del río Ebro, hasta donde también acudieron los agricultores del municipio lodosano para quienes trabajaban los dos hombres accidentados en la actualidad en la campaña de recogida de espárrago.