Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La jueza considera la cláusula abusiva

Una sentencia libera a los padres del aval realizado en la hipoteca de su hijo

La jueza considera la cláusula abusiva y falta de transparencia por parte de la entidad bancaria

Lola Cabasés Hita | María San Gil - Sábado, 7 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista panorámica de viviendas de San Adrián.

Vista panorámica de viviendas de San Adrián. (MARÍA SAN GIL)

Galería Noticia

  • Vista panorámica de viviendas de San Adrián.

pamplona - Una jueza declara nula por abusiva y por falta de transparencia la cláusula de afianzamiento o aval que unos padres prestaron a su hijo, con un piso de su propiedad y otros bienes, para la compra de una vivienda. Se trata de la primera sentencia en este sentido en Navarra, según informa el abogado Iñaki Iribarren García, quien destaca que se trata de una noticia “buenísima” para los consumidores. “Es una sentencia que abre la puerta a todos los hijos que tuvieron que verse obligados a pedir a sus padres que les avalaran en sus hipotecas e iniciar el procedimiento judicial para conseguir liberarlos de la atadura impuesta por el banco”.

En esta demanda contra el banco se solicitó la nulidad de las cláusulas del préstamo hipotecario relativas a la cláusula suelo, a los gastos de gestión del crédito y a la de afianzamiento o aval de los padres en la hipoteca dada a su hijo. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estella ha estimado la nulidad de las tres cláusulas condenando a la entidad bancaria a devolver lo pagado de más y a pagar las costas del procedimiento judicial, dejándolas sin efecto, según explicó el letrado.

El argumento para declarar nulas las cláusulas, según precisó Iribarren García, es que son abusivas y que se informó mal sobre las consecuencias del aval. “El banco está obligado a incorporar el doble control de transparencia y si bien en la escritura se explican los bienes avalados, la información facilitada a los padres no fue correcta”, señala Iñaki Iribarren, quien indica que las sentencias que anulan las cláusulas hipotecarias dictadas hasta ahora se basan en la falta de transparencia por parte de los bancos y, en la mayoría, que son abusivas.

Ante esta primera sentencia referida al aval inmobiliario, la entidad bancaria ha solicitado a la jueza aclaración de la sentencia, un procedimiento que interrumpe el de la presentación de recurso, que también cabe, precisó el abogado. La historia de este contencioso arrancó en septiembre de 2017 cuando se presentó la demanda contra la entidad bancaria. En octubre tuvo lugar la audiencia previa y en febrero se dictó la sentencia que de momento no es firme.

piso en san adriánEl protagonista es un varón de cerca de 40 años que en 2009 se compró una vivienda en San Adrián y solicitó un préstamo hipotecario. La entidad bancaria, tras analizar sus ingresos y valorar la vivienda, le solicitó avalistas. Los padres avalaron a su hijo con una vivienda de su propiedad situada en Cádiz y bienes dinerarios.

Según la sentencia “pionera”, destaca el abogado, “que decreta abusiva la cláusula de afianzamiento y por ende la declara nula, deja sin efecto la figura del fiador de los padres, obligando al banco a quitar del registro mercantil la carga hipotecaria que pesaba sobre el inmueble de su propiedad, pudiendo disponer de este de manera inmediata pudiendo venderlo si quisieran”. “Les libera a los padres de ser fiadores forzosos de la hipoteca de su hijo en caso de impagos”, insistió Iñaki Iribarren, que comparte el bufete Alberto Picón.

El abogado considera que se trata de una noticia “buenísima para los consumidores, ya que todas las hipotecas que hayan sido firmadas obligando a los padres a ser fiadores, que el banco no haya cumplido los parámetros exigidos por la normativa para la contratación, pueden declararse abusivos, liberando a los padres de la pesada carga de estar avalando al hijo durante toda la vida del préstamo hipotecario, que no olvidemos suele rondar los 30 años, losa pesada, ya que según qué bienes queden con carga no pueden disponer libremente de ellos aunque tuvieren necesidad”. Además del aval, la sentencia como queda dicho anula las cláusulas suelo y gastos “condenando al banco a devolver 4.340,41 € e intereses del suelo, el dinero pagado por notario, registro, gestoría e IAJD, unos 2.500 €, quedando sin efecto y sin aplicación las tres desde ese momento”, afirma el abogado.

Herramientas de Contenido

Más sobre Navarra

ir a Navarra »