Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
tudela

Más de 2,6 millones para la reforma del eje de las calles Sarasate, Capuchinos, Eza

Se potenciará el carácter peatonal de la zona y se reducirán las plazas de aparcamiento a la mitad

f. pérez-nievas - Sábado, 7 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

tudela. Las obras de reurbaniza-ción y mejora de las redes de saneamiento de las calles Pablo Sarasate, Capuchinos, Miguel Eza y Juan Antonio Fernández de Tudela ten-drán un coste superior a los 2,6 millones de euros de los que aún se desconoce cuánto aportará el Gobierno de Navarra al haber sido aceptadas dentro del Plan de Infraestructuras Locales (PIL). Según explicó el concejal de Urba-nismo, Daniel López, el Ejecutivo subvenciona el 70% de lo que paga el Ayuntamiento, el 80% del coste de la Junta de Aguas y un 6% de la redacción del proyecto. Este proyecto busca “potenciar el carácter peatonal y comercial de la zona” tal y como se señalaba en la memoria del proyecto de 2009 cuando el arquitecto Carlos Moya realizó el diseño que ahora se pondrá en marcha. Para ello se tratará de “atemperar el tráfico” creando una “plataforma elevada compartida” en la que las aceras estarán marcadas con respecto a la calzada pero todo tendrá la misma altura, “la prioridad se invierte y será el peatón quien la tenga sobre el coche”. De esta forma en la plataforma se colocará un pavimento descontaminante de otro color para que los conductores y peatones sepan que es zona preferente para el peatón y que los vehículos no podrán circular a más de 30 kilómetros/hora. Finalmente, cambiando el proyecto original, el Ayuntamiento ha decidido no soterrar los contenedores, pero sí se mantiene la idea de colocar arbolado de porte mediano y de ampliar de forma importante las aceras. Esto será evidente tanto en la calle Pablo Sarasate como en Capuchinos donde también finalmente permanecerán los dos carriles (uno para cada dirección) pero se reducirá su anchura y se eliminará las pocas plazas que hay en la actualidad. En el resto de las calles también se pierden espacios para aparcar y pasará de ser en batería a plazas en línea, por lo que el resultado final será que las 62 plazas actuales se quedarán en la mitad, unas 30, si bien podrían ampliarse. “Hemos mantenido reuniones con los comerciantes de la zona y dicen que los espacios reservados para carga y descarga son demasiados por lo que podríamos transformar alguno en zona de aparcamiento”, explicó López. Igualmente indicó que el Ayuntamiento está buscando salida para las plazas de aparcamiento que se pierdan, “estamos barajando varios planes, algunos con coste económico y otros sin él, pero aún no hay nada cerrado”. Por otra parte todos los pasos de cebra, especialmente los del cruce Eza-Capuchinos, serán elevados por lo que se creará una especie de plazoleta en esa zona donde también se colocará arbolado.

Herramientas de Contenido