Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
ORVINA 2-1 TXANTREA

Iraia decide el derbi

SEGUNDA| El Orvina remontó al Txantrea gracias a un doblete de Arbeloa

Tomás Orihuela | Mikel Saiz - Domingo, 8 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Iraia Arbeloa, derecha, trata de robar la pelota ante la mirada de Irune Santesteban, en uno de los ataques del Txantrea en el segundo tiempo.

Iraia Arbeloa, derecha, trata de robar la pelota ante la mirada de Irune Santesteban, en uno de los ataques del Txantrea en el segundo tiempo. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

  • Iraia Arbeloa, derecha, trata de robar la pelota ante la mirada de Irune Santesteban, en uno de los ataques del Txantrea en el segundo tiempo.

Orvina 2

Txantrea 1

ORVINA Leyre Cortijo, Arana, Vidondo, Iraia Arbeloa y Miranda. También jugaron Uxue Álvarez, Irune, Maider, Irati O., Adela, Bea e Irati Álvarez.

TXANTREA Goñi, Vir, Eva, Sandra y Rebeca. También jugaron María, Amaia, Ane, Villanueva y Diana.

Goles 0-1, min.13: Eva. 1-1, min.17: Iraia Arbeloa. 2-1, min.33: Iraia Arbeloa.

Árbitro Amonestó a Ane, del Txantrea.

Estadio Polideportivo Ezkaba, ante 300 espectadores.

pamplona- Orvina cortó su racha de un mes sin ganar y remontó ante el Txantrea en casa para llevarse un derbi trepidante. El polideportivo de Ezcaba se acicaló para una de las citas más importantes de la temporada, y las jugadoras locales respondieron. El conjunto dirigido por José Ibarra, que pelea por ascender, abrió el partido con posesiones largas tratando de erosionar el despliegue en campo propio de las rojillas. La lección estaba clara: circulación rápida de pelota, girar juego en campo contrario y romper por la banda desprotegida. Las azules no especularon, y fruto de su presión tras pérdida de balón lograron ralentizar el juego local. En los primeros diez minutos, la producción ofensiva del Orvina se limitó a las jugadas a balón parado, siempre finalizadas en los pies de Yarima Miranda. La potente jugadora local estuvo cerca de abrir el melón tras un córner dirigido al segundo palo. Cerca del primer cuarto de hora de partido, Eva Porras tradujo una de sus ocasiones en el primer gol del partido. La jugada comenzó en sus botas, burló a su par cambiando de dirección y se apoyó en Diana, que vio el desmarque de su compañera para colgar una diagonal a la espalda. La cierre de Orvina corrigió, pero Eva le robó la cartera y terminó batiendo a Leyre tras dos rebotes. Antes del descanso, María Goñi sujeto a su equipo con varias manos meritorias. A partir del gol, el Txantrea desconectó. La defensa menos goleada del campeonato padeció el atrevimiento local. Adela eliminó a su par con una bicicleta poco ortodoxa, atrajo a Goñi en línea de fondo y regaló a Iraia el empate en el segundo palo.

Tras el paso por vestuarios, el partido tuvo nombre y apellido: Iraia Arbeloa. La genial jugadora local, no en vano convocada con la selección española, levantó al graderío con una cuchara frente a María Goñi que se perdió por centímetros. El Txantrea no se encontró, le costó conectar con sus jugadoras de ataque y tuvo en su guardameta a la mejor de sus jugadoras en la pista. Mal asunto. Pese a su gran actuación, no pudo con su verdugo. Con menos de ocho minutos para el cierre del derbi, Iraia tiró de su equipo y cortó la racha de siete partidos sin perder del Txantrea. Arbeloa recibió en el perfil zurdo, a pie cambiado, tiró una pared por dentro y definió con la puntera a la altura de la espinilla. Imparable. La fiesta estuvo a punto de seguir, pero el palo le echó una mano a las azules.

Un minuto después de marcar el 2-1, Iraia recibió de espaldas, se giró con una facilidad insultante y buscó el triplete entre las piernas de la guardameta. El túnel salió, pero el poste le negó la gloria. Ana Vidondo también empotró un latigazo en el palo. Con poco más de dos minutos para el final, el Txantrea buscó el empate jugando de cinco. Diana fue indetectable entre líneas, se hartó a bloquear en primera línea, pero no pudo arañar un punto. El derbi se quedó en casa.

Herramientas de Contenido