Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“El lehendakari jugó un papel muy importante para que Rajoy no pusiera trabas al desarme”

Domingo, 8 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Beatrice Molle sale de su caserío de Luhuso.

Beatrice Molle sale de su caserío de Luhuso. (Ruben Plaza)

Galería Noticia

Beatrice Molle sale de su caserío de Luhuso.

PAMPLONA.- Tras el fracaso de la tentativa de desarme de una parte del arsenal de ETA inutilizando las armas para su posterior entrega a las autoridades francesas, Beatrice Molle no tomó parte en la operación que cristalizó hace un año con la entrega a la justicia y la policía francesa del armamento de la banda. Los denominados Artesanos de la PazTxetx Etcheverry y Michel Berhokoirigoin siguieron en el empeño y esta vez ataron los cabos que habían dejado sueltos en la fallida intentona anterior: lograr que la operación tuviera el conocimiento y el beneplácito del Gobierno francés y la intermediación del Ejecutivo de Iñigo Urkullu para que influyera sobre el presidente español, Mariano Rajoy, y no obstaculizara la operación. La periodista de Mediabask no estuvo en esa cocina, se hizo a un lado, aunque a una distancia lo suficientemente cercana como para seguir con conocimiento de causa el desarme del 8 de abril de 2017. Un año después, Molle explica cómo vio aquellos acontecimientos, antesala del anuncio de disolución de ETA en los próximos meses.

¿Qué papel jugó el Gobierno de Urkullu en el desarme del 8 de abril?

-A mi juicio el lehendakari Urkullu jugó un papel muy importante de cara a lo que después hizo el presidente español, Mariano Rajoy. Cuando Txetx, el 17 de marzo, anunció en el diario Le Monde la fecha del desarme, Urkullu estaba al corriente y dijo que dos días antes había cogido el avión para irse a Madrid a hablar con el presidente Mariano Rajoy. Seguramente, Rajoy ya lo sabía por boca del ministro francés, pero la influencia de Urkullu sobre Rajoy creo que fue muy importante y de ahí que luego el presidente español dijo aquello de que “si quieren desarmarse, que se desarmen”. Supuso un giro respecto de la posición de Rajoy hasta entonces, bastante más belicosa. Se entendía que el presidente español no iba a poner trabas al desarme, un laissez faire, dejar hacer.

¿El Gobierno francés facilitará la disolución de ETA anunciada para antes de este verano?

-No tengo contacto con el Gobierno francés ni conozco sus intenciones, pero pienso que los gobiernos vasco, francés y español tienen interés en que esto termine y ETA desaparezca. No le veo interés en alargar esta historia. Lo estamos viendo con los acercamientos de presos por parte del Gobierno francés. De momento solo han sido nueve pero ya ha empezado. ¿Qué interés puede tener el Gobierno francés en poner trabas el final de ETA?

¿La Policía francesa mirará a otro lado con los miembros de ETA clandestinos en suelo francés cuando la banda se disuelva?

-No tengo ni idea de lo que puede pasar si se da esa circunstancia. Lo importante en estos finales de conflictos es aplicar una justicia transicional, no hay que olvidar lo que ha pasado, hay que ver y listar los casos pendientes de esclarecer tanto los causados por ETA como por los movimientos parapoliciales y de extrema derecha. Las víctimas tienen el derecho a saber lo que ha pasado, el derecho a la verdad, la justicia y la reparación. Hay que hacer todo un trabajo de memoria, inteligente sin caer en la venganza. En otros países lo han hecho así, ¿por qué no se va a poder hacer en Euskadi lo que se ha hecho en Irlanda o Sudáfrica? La memoria es una etapa hacia la reconciliación. - H.U.

Últimas Noticias Multimedia