El museo prepara la creación de un nuevo catálogo razonado

Celebrará en 2020 el 120º aniversario del nacimiento de Balenciaga y en 2021 sus diez años

Harri Fernández - Lunes, 9 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una de las salas del Museo Balenciaga, hace unos días.

Una de las salas del Museo Balenciaga, hace unos días. (Foto: Javi Colmenero)

Galería Noticia

Una de las salas del Museo Balenciaga, hace unos días.La directora del Museo Balenciaga, Miren Vives.

getaria- Tras cuatro años al frente del Museo Balenciaga, su directora, Miren Vives, hace balance cara a futuro. En el horizonte, dos efemérides clave: en 2020 se celebrará el 120º aniversario del nacimiento del modisto Cristóbal Balenciaga, mientras que un año después tendrá lugar el décimo cumpleaños del centro.

Varios son los ejes de trabajo que se marca la dirección de cara a los próximos años. Uno de los que destaca su directora tiene que ver con el crecimiento que ha vivido la colección del nuevo centro -se ha triplicado-. Por ello, uno de los objetivos que tiene es la redacción de un nuevo catálogo razonado, técnico y de obra.

Asimismo, afirma que durante la etapa en la que ella ha sido directora se ha consolidado el proyecto de educación y que lo siguiente que quieren asentar es la investigación.

En este sentido, apuesta por crecer en plantilla -hay “perfiles que hay que integrar”- para reforzar la estructura y poder desarrollar becas y residencias.

Con respecto a la educación, la directora confirma que también trabajan en el entorno de Europa y que buscan acceder a financiación internacional.

Además de todo ello, Vives anuncia que seguirán trabajando con la nueva creación: “Queremos hacer un centro de documentación y estudio para nueva creación”.

En cuanto al mundo expositivo, la responsable del museo explica que desean “estabilizar una programación” para el museo. “Queremos tener unos ejes de programación en cuanto tengamos un escenario de discurso estable de Balenciaga y vayamos e introduciendo cosas que vayamos investigando”, explica.

Con respecto a las muestras temporales, Miren Vives comenta que se deben hacer siempre “después de un periodo importante de maduración y de investigación y mantener un contexto abierto donde tener conversaciones con gente sobre nuestra propia colección con un discurso cronológico”, al igual que han hecho en la muestra Balenciaga. Moda y Patrimonio, inaugurada la semana pasada.

Asimismo, afirma que esos diálogos no tienen por qué ocupar todo los espacios del centro, sino que pueden ser también pequeñas cápsulas.

A su vez, anuncia que desean tocar otras áreas para el museo, como pueden ser la fotografía de moda o la ya citada nueva creación, pero no con una frecuencia habitual, sino cada cierto tiempo.

Últimas Noticias Multimedia