Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
A pie de obra

Mario

Por Paco Roda - Lunes, 9 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Quizás, para mucha gente, Mario Gaviria, fue un desconocido. Ese ribero de Cortes, sociólogo para mas señas y arquero del primer ecologismo navarro, falleció el pasado sábado a punto de llegar a los 80. Él cumplió con aquello de no ser profeta en su tierra. Quizás no supo tomar las precauciones necesarias para ser un mal comprendido. Y es que mientras el viejo régimen de UPN gobernó esta Comunidad, este alumno de Henry Lefevre, antiguo consultor de las Naciones Unidas en África, autor de 40 libros y Premio Nacional de Medio Ambiente en 2005, fue sistemáticamente invisibilizado. Quizás por eso miró a Zaragoza, donde trabajó intensamente en proyectos urbanísticos y medioambientales como la traída del agua del Pirineo para abastecer la ciudad o el diseño del barrio de viviendas sociales y ecológicas del Parque Goya. Mientras tanto, aquí se le negaba el reconocimiento que él nunca buscó. Hasta que en 2006, el Colegio de Sociología de Navarra le otorgó el Premio Sociedad y Valores Humanos. Pero tuvo que esperar a que en 2016 el gobierno de Barkos le concediera la Cruz de Carlos III. Un galardón, a mi parecer menor, que llegaba tarde y no reconocía la ingente obra de este francotirador, referencia de toda una generación de ecologistas y activistas medioambientales.

Mario fue nuestro Robert Castel;un tipo incómodo, socarrón, vehemente en ocasiones;pero sobre todo un provocador. En 2010 propuso que Benidorm, donde colaboró en su planeamiento, fuera declarada Patrimonio de la Humanidad. Ahí queda eso. Mario era así. Contradictorio a veces y exagerado. Pero nunca dio una causa por perdida. Un tipo intuitivo y de mente lúcida que compaginó el activismo y la investigación. Escribió más de 400 artículos. En la UPNA, centenares de trabajadoras sociales pudimos ser testigos de la solemnidad con que nombraba los cortocircuitos de esta sociedad. Y en muchas cosas, acertó.

Herramientas de Contenido