Mesa de Redacción

Ciudadanos y la corrupción

Por Joseba Santamaria - Martes, 10 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Al margen del final de la carrera política de Cifuentes -su dimisión llegará antes que después por mucho que se aferre a la desesperada al cargo y por muchos aplausos hipócritas que le dediquen aún sus compañeros del PP- y el descrédito académico de la Universidad Juan Carlos I, el caso del máster no realizado de la presidenta de Madrid ha dejado también al descubierto el primer objetivo político de Ciudadanos: blanquear la corrupción. Ciudadanos ha sido creado precisamente y prioritariamente para eso. Blanquear la corrupción es el objetivo básico, pero blanquear los destrozos de las políticas de recortes y austeridad en el estado de bienestar y sus duros perjuicios para millones de ciudadanos, también. A Ciudadanos no le importa incumplir sus compromisos éticos como no le importa pregonar una cosa y llevar a cabo la contraria. El punto 3 del pacto con el PP en Madrid recoge explícitamente que cualquier cargo público que haya falseado su currículo académico o profesional será apartado. Pero cuando sale a la luz el caso de Cifuentes y su falso máster, prefiere mirar para otro lado con una sucesión de estúpidas excusas. Ciudadanos mantiene al PP de Madrid en el poder, un grupo salpicado por todo tipo de casos de corrupción con todos sus expresidentes ya acusados o señalados, como mantiene al PSOE en Andalucía pese a los casos y de corrupción que afectan a un buen número de dirigentes y cargos públicos. Que nadie se engañe. Igual que los grandes medios blanquean como centrista la ideología extremista de Ciudadanos -y en lo que afecta a Navarra también ridículamente antiforalista-, el partido de Rivera asume la irresponsabilidad de intentar borrar del disco duro de la historia política reciente los hechos más indignos. No hay más que eso.