Catedráticos del gorroneo sindical

Por Cecilio Aperte Mínguez - Martes, 10 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

el pasado 9 de marzo, CCOO junto con otros sindicatos alcanzó el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y de Condiciones de Trabajo con el Ministerio de Hacienda y Función Pública. Acuerdo que vino precedido y trae causa de las movilizaciones que CCOO en solitario y posteriormente en unidad de acción con UGT hemos venido realizando y que tuvieron su punto de inflexión en la manifestación que celebramos en el mes de diciembre en Madrid en la que participaron miles de delegadas y delegados del sector público de ambas organizaciones.

Cada vez que alcanzamos un acuerdo se alzan las voces de los agoreros y de aquellos que hacen del gorroneo sindical su leitmotiv. En esta ocasión Igor Eizaguirre, secretario general de ELA-Gizalan, viene en este mismo medio a desacreditar el acuerdo y a responsabilizarnos de las políticas de austeridad implementadas en el conjunto del Estado desde 2010 y que CCOO viene combatiendo desde entonces en todos los ámbitos y también en el de los servicios públicos.

Parece que molesta que desde el ámbito estatal se puedan alcanzar acuerdos que benefician a las trabajadoras y trabajadores navarros pero desde luego CCOO vamos a ejercer el liderazgo que nos corresponde como primer sindicato de las administraciones públicas y seguiremos utilizando esa mayoría para lograr derechos. Desde Pamplona y desde Madrid seguiremos intentando la mejora de los servicios públicos y de las condiciones laborales del personal que los presta.

CCOO no apoya los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Rajoy. Para CCOO, los Presupuestos que se han presentado no son los que necesita este país para reducir el paro y la desigualdad. El gasto social crece menos de lo que crece el conjunto de la economía y, por tanto, está incidiendo en una distribución más injusta de la riqueza. Necesitamos unos presupuestos más expansivos a partir de una profunda reforma fiscal, pero ni sirve solo con decirlo ni depende solo de CCOO conseguir este objetivo y lo que no van a conseguir quienes viven de criticar lo que hacemos es que hagamos como ellos, de derrota en derrota hasta la victoria final. En CCOO somos más partidarios de presionar a los gobiernos que la ciudadanía nos pone enfrente en las elecciones para alcanzar acuerdos que mejoren la calidad de vida de las personas.

Sabemos que el acuerdo no resuelve todos los problemas ni consigue eliminar la legislación básica utilizada por el Gobierno para efectuar recortes, pero por primera vez desde 2010, mediante la movilización y la negociación colectiva, conseguimos un acuerdo que abre la puerta a negociar las condiciones de trabajo, asegura ganar poder adquisitivo y que se cree empleo neto al establecerse una tasa de reposición superior al 100% en el conjunto del sector público.

Este acuerdo, junto con el de marzo del pasado año, va a hacer posible la reducción hasta el 8% de las insufribles tasas de temporalidad que el empleo público tiene en todos los sectores en Navarra y la convocatoria de miles de plazas en las OPE que deberán aprobarse hasta 2020 para estabilizar el empleo público. (El Gobierno de Navarra acaba de ofrecer una OPE de 2138 plazas que para CCOO es totalmente insuficiente y que hay que incrementar en varios miles de plazas más).

El incremento del poder adquisitivo será de entre el 6,12 fijo y el 8,79% en función del cumplimiento de las variables establecidas en el acuerdo, habiendo forzado al gobierno mediante la movilización a abandonar la política de congelación salarial y de pérdidas de poder adquisitivo de los últimos años. Será poco, pero aquellos que denigran el acuerdo y que parecen estar más cómodos con incrementos graciables del 1% de los gobiernos, podían destinar lo que les corresponda de incremento a una ONG en lugar de criticarlo y poner la mano para cobrarlo.

Para CCOO, el acuerdo no es el punto de destino. El acuerdo supone “el inicio de la recuperación de los derechos arrebatados al personal del sector público”, pero como dijo el coordinador del área pública de CCOO ante el ministro de Hacienda en el acto de la firma, “seguiremos exigiendo y movilizándonos para recuperar absolutamente todo lo que nos han arrebatado con la excusa de la crisis”.

Desgraciadamente, en Navarra los sindicatos nacionalistas alcanzaron en las pasadas elecciones sindicales la mayor representación en la administración y desde entonces, ni llegan a acuerdos, ni presionan, ni se movilizan, porque están pensando más en complacer al actual Gobierno que en luchar por nuestros derechos por lo que después intentan legitimarse ante los trabajadores criticando las actuaciones de CCOO.

El autor es coordinador del Área Pública de CCOO de Navarra