Facebook recompensará las pistas sobre “abuso de datos” de aplicaciones en su red

Zuckerberg asume culpa del caso Cambridge Analytica ante el Senado

Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mark Zuckerberg, al inicio de su comparecencia ante el Senado de EEUU.

Mark Zuckerberg, al inicio de su comparecencia ante el Senado de EEUU. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Mark Zuckerberg, al inicio de su comparecencia ante el Senado de EEUU.

washington- Los responsables de Facebook lanzaron hoy un programa de recompensas para las personas que les informen de primera mano sobre aplicaciones de la plataforma en las que se haya producido un “abuso de datos” de, como mínimo, 10.000 usuarios que no fuera conocido previamente.

Según indicó la firma californiana, está en fase piloto y busca identificar “situaciones en las que los datos que fueron obtenidos legítimamente” mediante una aplicación pero después se “vendieron, robaron o transfirieron a otra compañía sin autorización de Facebook”.

El jefe de seguridad de producto de la plataforma, Collin Greene, se refirió a la iniciativa, cuyas compensaciones comienzan en 500 dólares, en declaraciones a la cadena CNBC y afirmó que “hay una puerta abierta si un denunciante quiere decir que ahí hay algo sospechoso”.

Facebook está sometida a escrutinio tras conocerse que la consultora Cambridge Analytica accedió de manera ilegítima a la información cedida por unos 87 millones de usuarios a una aplicación, un polémico caso sobre el que dará explicaciones hoy en el Congreso de Estados Unidos su máximo responsable, Mark Zuckerberg.

De acuerdo a las condiciones del programa, solo tendrán derecho a ser compensados los informantes que reporten casos de los que no tuviera conocimiento Facebook, o que no formen parte de una investigación activa, y en los que haya “un definitivo abuso de datos, no solo recolección”.

Facebook ya ofrecía recompensas a cambio de avisos sobre “bugs”, o errores en el código de la plataforma que afectan a su seguridad, y esta iniciativa “complementaria” perseguirá a quienes se aprovechen de los datos “incluso cuando no existen vulnerabilidades”.

La firma especificó que los denunciantes deben saber “de primera mano” que una app está transfiriendo información a otra compañía, o que lo ha hecho en el pasado, y no tendrán validez las pistas “basadas en la especulación”.

Los denunciantes deben adherirse a una política de responsabilidad que exige, entre otras cosas, dar tiempo a Facebook para que investigue las alegaciones antes de revelarlas en público, y no violar ninguna ley o regulación relativa a la privacidad o al acceso de datos.

“Si cumples con estas políticas al informar de un problema de abuso en la plataforma a Facebook, no iniciaremos una demanda o investigación policial contra ti en respuesta a tu pista”, señaló la firma, que advierte a los denunciantes de que no reporten datos “obtenidos ilegalmente o sin autorización”.

Las investigaciones sobre filtraciones de este tipo pueden llevar entre 3 y 6 meses, aunque a veces requieren un plazo “más largo”, y Facebook recompensará a las personas tras dar los pasos necesarios para que se cumpla la ley.

Mientras tanto, el presidente y fundador del gigante tecnológico Facebook, Mark Zuckerberg, asumió ayer toda la culpa ante el Senado de EEUU del abuso de la compañía Cambridge Analytica, quien utilizó los datos de millones de usuarios de la red social para la campaña electoral del actual presidente Donald Trump.

Zuckerberg, que asumió que no calibraron de manera “suficientemente amplia” su “responsabilidad”, subrayó ante los Comités Judicial y de Comercio del Senado estadounidense que “eso fue un gran error”.

“Y fue mi error. Y lo siento”, añadió.

“Mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo. Anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook”, añadió el fundador de la red social.

No obstante, Zuckerberg, reconoció ante los senadores que “no es suficiente” que su compañía “conecte a la gente”, sino que tiene que “asegurarse que esas conexiones son positivas” y proteger su privacidad. - Efe