Desde la impotencia

Javier Diaz Calleja - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Impotencia de saber que mi sobrino de 8 años ha sido acosado en su colegio por un chico dos años mayor.

Impotencia de saber cómo ese acosador, durante largos meses, ha insultado y golpeado casi a diario a mi sobrino.

Impotencia al saber que el colegio tenía conocimiento de los hechos y el acoso no cesó.

Impotencia de ver cómo algunos miembros del claustro han culpabilizado a la víctima.

Impotencia al ver a mi sobrino llorar por el trato recibido en su colegio por este acosador.

Desde estas líneas quiero animar a los familiares de niños que sufren acoso escolar a dejar constancia de estos hechos, denunciándolos si es necesario. Animo a los profesores y educadores a no mirar hacia otro lado;a los compañeros de niños que sufren acoso a informar de los hechos.

También animo a la sociedad a apoyar a estos niños que quedan marcados por los abusos recibidos.

Animo a los centros educativos a tener un programa de prevención y un protocolo de actuación en casos de acoso escolar y/o ciberacoso.

A continuación nombro algunos recursos útiles para solicitar información y/o denunciar acoso escolar: teléfono 900 841 551, habilitado por el Gobierno de Navarra;el teléfono de ámbito estatal 900 018 018;el teléfono 900 116 117, información sobre ciberacoso, sexting...