Editorial DE DIARIO DE NOTICIAS

Rivera, al desnudo

La postura de Ciudadanos de exigir la dimisión de Cifuentes y su relevo por otro miembro del PP muestra sus intenciones electorales, niega su proclamada transversalidad y desdice su pretensión regeneradora

Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Más allá de que la posición de Ciudadanos sobre Cristina Cifuentes y el gobierno de la Comunidad de Madrid haya experimentado una evolución que sitúa a la presidenta madrileña en el umbral de la puerta de salida de la política o de que Albert Rivera y los suyos pretendan repetir en Madrid lo que ya hicieron en Murcia el pasado año cuando Pedro Antonio Sánchez (PP) -cuya presidencia, como la de Cifuentes, se había apoyado en Cs- se vio implicado en el denominado caso Auditorio y siete meses después, en setiembre, tuvo que dimitir;la actitud de la formación naranja deja a la vista las verdaderas intenciones de Ciudadanos. Con la exigencia de dimisión de Cifuentes y la última amenaza de que en caso contrario apoyarían una moción de censura contra ella, Rivera pretende en realidad evitar esta última y forzar una solución a la murciana que, de hecho, ya se habría puesto en marcha dado que ambas formaciones han puesto el problema en manos de Fernando Martínez Maillo, por el PP, y José Manuel Villegas, por Ciudadanos, los mismos que gestionaron el relevo de Pedro Antonio Sánchez por Fernando López Miras y la continuidad del PP al frente del gobierno de Murcia. Y lo pretende por un simple interés electoral: Ciudadanos desea hacerse con el espectro de voto del PP desde la derecha del mismo, no solo en Madrid pero también y sobre todo, y duda con razón de que en esa pretensión dar su apoyo a una moción de censura socialista le sea rentable. Por contra, aparecer ante el electorado del PP como la formación que le obliga a acometer una regeneración a todas luces imprescindible sí podría serlo. Sin embargo, esa constatación también muestra a Rivera y su partido tan desnudos como aquel primer cartel electoral con que ambos se presentaron a las elecciones catalanas en 2006. Porque le define en la derecha de la derecha y desdice su intento de ofrecer una imagen de transversalidad y porque en este caso el relevo de Cifuentes por otro presidente del PP está lejos de ser suficiente para hablar de regeneración en Madrid. No en vano el presunto fraude de los masters no remite y C’s estaría permitiendo continuar en el gobierno al partido que ha concatenado presidentes -Gallardón, Esperanza Aguirre, Ignacio González y la propia Cifuentes- señalados por su presunta implicación en casos de corrupción, fraude y deshonestidad.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia