Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la corrupción en el pp

Aguirre admite el error de no vigilar las cuentas y regaña a Rajoy: “dimitir es fatal, se lleva resistir”

Rifirrafe entre la expresidenta madrileña y Rufián: “Llama terrorista a cargos electos y la culpa la tengo yo”

Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Aguirre se enzarza con el presidente de la comisión, Pedro Quevedo.

Aguirre se enzarza con el presidente de la comisión, Pedro Quevedo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Aguirre se enzarza con el presidente de la comisión, Pedro Quevedo.

pamplona- La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre afirmó en el Congreso que, hasta donde ella sabe, “no ha habido ninguna financiación ilegal del PP de Madrid”, aunque ha reconocido que cometió un “error craso” por no vigilar sus cuentas, de las que en todo caso no se encargaba. Aguirre y su sucesor en la presidencia madrileña, Ignacio González, declararon ayer en la comisión de investigación de la supuesta financiación irregular el PP y ambos negaron contra la evidencia de los empresarios arrepentidos que en el partido madrileño existiera una caja b.

La expresidenta protagonizó una declaración llena de chascarrillos, en la que tildó de “pobre hombre argentino” al dueño de Over Marketing, Daniel Mercano -que ha admitido pagos en negro al PP-, instó en varias ocasiones a los diputados a leer su libro y protagonizó un tenso ririrrafe con Gabriel Rufián.

Aguirre ha afirmado que como presidenta del PP regional, cargo que ostentó de 2004 a 2016, “era responsable de todo lo que ocurría en el PP de Madrid, incluidas las finanzas”, pero que ella no montó “ningún sistema de financiación” ni se encargó “jamás” de las cuentas. “Que yo sepa no ha habido ninguna financiación ilegal del PP de Madrid”, dijo Aguirre, y declaró tener “la impresión de que más bien es una financiación de los bolsillos particulares de algunas personas que del partido”.

Sin embargo, la expresidenta reconoció que nunca vigiló las cuentas, lo que fue un “error craso”. Por eso, decidió dimitir sin buscar “excusas”, una dimisión “in vigilando” que, destacó, solo ha ocurrido en dos ocasiones en la democracia española. Aunque al principio dijo no querer opinar sobre la polémica de Cristina Cifuentes, al término de su declaración afirmó, a preguntas sobre el tema, que “en España dimitir es fatal, resistir es lo que se lleva” y aconsejó a quienes se resisten en sus cargos que “en casa se está muy bien”. Cuando se le preguntó si el presidente Mariano Rajoy debería dimitir habida cuenta de los múltiples casos de corrupción que salpican al PP, lanzó un mensaje al presidente: “Cada uno tiene la responsabilidad que quiere tener”.

El diputado de ERC Gabriel Rufián protagonizó con Aguirre un interrogatorio provocador que derivó en un rifirrafe con el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, quien amenazó con echarle. La escena empezó cuando Aguirre lamentó que no le preguntara por los Comités de Defensa de la República y su imputación de terrorismo, y derivó en un enfrentamiento en el que el diputado de ERC, -“acaba de llamar terroristas a cargos electos”, señaló-, llegó a decirle a Quevedo que no le diera “lecciones sobre preguntas sobre corrupción” al pedirle que se abstuviera de “montar el pollo”. “Me ha cortado todas mis preguntas, ¿me deja continuar?”, reclamó Rufián. Quien ha continuó llamando a Aguirre “miembro de los Comités de Defensa del Ibex 35”. - D.N.