Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La alerta por inundaciones en Navarra se prolonga hasta el viernes

Las mayores riadas se prevén a partir de esta noche en las cuencas del Arakil, Arga y Ega;y desde el anochecer del jueves en el río Ebro Consulta aquí el caudal de los ríos

U. Yoldi / Patxi Cascante - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Barrancos de las Bardenas convertidos en ríoVER VÍDEOReproducir img

El río Arga, muy caudaloso, a su paso por la localidad de Funes.

(POLICÍA FORAL)

Galería Noticia

Barrancos de las Bardenas convertidos en ríoReproducirUn momento de la reunión, este mediodía, del Consejo Asesor de EmergenciasUn arbol que quedó bajo el agua en el embalse de Yesa.

PAMPLONA. Navarra espera que la punta de la crecida de los ríos se produzca a partir de este miércoles por la tarde noche en el Arga, que afectaría a Pamplona y su Comarca;en el Arakil, en la zona de Sakana, y en el Ega, en Estella y su Ribera. Para el jueves, la punta de la avenida se espera en el río Ebro también a la tarde noche. La alerta por inundaciones continuará hasta el viernes, según las predicciones meteorológicas.

El Consejo Asesor de Emergencias se ha reunido este miércoles en la sede de Sos Navarra tras decretarse el estado de preemergencia por las crecida de los ríos ante las intensas lluvias que están afectando a la Comunidad foral. Están en activo los servicios de Protección Civil, de Bomberos, de Policía Foral y del Guarderío de Medio Ambiente.

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, ha señalado que "mañana puede ser un día crucial" y ha planteado que "quizá haya que elevar el nivel de alerta, aunque esperemos que no sea necesario".

A la reunión en la sede de Sos Navarra han asistido responsables de Protección Civil, Infraestructuras Agrarias, Medio Ambiente y Carreteras. También han asistido el director general de Interior, Agustín Gastaminza, el jefe de la Policía Foral, Torcuato Muñoz, el jefe del Servicio de Bomberos, Javier Bayona, y el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Pello Oria.

De acuerdo a las previsiones meteorológicas que ha trasladado la Aemet y los datos de aforos de ríos aportados tanto por la CHE como por el sistema propio del Gobierno de Navarra, las mayores afecciones se prevén a partir de esta noche en las cuencas de los ríos Arakil, Ega y Arga, donde pueden producirse inundaciones que podrían afectar a carreteras y caminos, así como tierras de cultivo aledañas a estos cauces.

El Arakil a su paso por Asiáin podría llegar a esta próximo noche a los 500 m3/s y el Arga, a su paso por la capital Navarra, alcanzaría entre 250 y 400 m3/s, dependiendo de los distintos modelos de predicción estudiados.

El Ega, por su parte, llegará a su máximo nivel en Estella a partir del mediodía de mañana, jueves, y la avenida alcanzará Andosilla y Funes entrada la tarde.

También se prevén crecidas notables de los ríos Cidacos y Elorz, y no se esperan problemas en los cauces del Irati y del Aragón, que está siendo regulado en el pantano de Yesa.

En la vertiente cantábrica, las predicciones indican lluvias continuadas para la jornada del miércoles y el jueves, por lo que la atención se centrará en las cuencas del Bidasoa, Ezkurra, Araxes y Urumea.

El caudal del río Ebro, que recibirá a partir de este jueves las aportaciones extraordinarias ya citadas del Arga y el Ega, podría llegar a los 2.000 metros cúbicos por segundo en Castejón a partir de la noche del jueves.

La directora de Protección Civil, Isabel Anaut, ha explicado que en función de lo que aporten el Arga, el Arakil y el Ega, y de lo que siga lloviendo, "desde la mañana y sobre todo a la tarde noche habrá que vigilar el Ebro, a ver a qué cauce llega". "Si llega a los 2.000 metros cúbicos empezaremos a tener problemas. Habrá que vigilar las motas, carreteras y puntos habituales en los que afecta la avenida", ha explicado.

Si es necesario elevar el nivel de alerta, ello implica adoptar más medidas preventivas, impedir el acceso a determinadas zonas o cortes de carreteras. "Es posible que esta tarde pasemos a una situación de alerta", ha señalado Anaut.

Policía Foral, Bomberos y el Servicio de Protección Civil permanecen atentos a la evolución de la situación por si fuera necesario algún tipo de intervención, con un patrullaje continuo de los puntos más críticos de las cuencas más afectadas.

Protección Civil, además, ha establecido comunicación con todas las entidades locales ribereñas de los citados ríos, con el fin de trasladarles la información disponible.

En cuanto al tiempo, las temperaturas continúan en descenso, más notable en los Pirineos, donde hay aviso amarillo por riesgo de nevadas en torno a los 900 metros. Las lluvias, por su parte, serán de carácter débil en el sur de la comunidad, pero en la zona norte de Navarra y en la comarca de Pamplona serán de carácter moderado y persistente.

Por otra parte, los embalses navarros continúan en niveles similares a los registrados en los últimos días. No obstante, Yesa redujo ayer un 5% su volumen, y también descendieron los niveles del Itoiz, Irabia y Mairaga. En cambio, los pantanos de Eugui y Alloz aumentaron levemente su volumen.

266 hm3 de nieveDe lo que también depende la situación de los ríos es de la nieve acumulada en las montaña. En el caso de la cuenca del Aragón hasta el embalse de Yesa, la nieve que queda por deshelarse es más del doble que el año pasado, quedando aún una reserva de nieve equivalente a 266 hectómetros cúbicos de agua.