Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La CHE alerta de crecidas generalizadas en la cuenca por las precipitaciones

EFE - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 16:22h

Desembocadura del Arga en el Aragón, Funes.

Desembocadura del Arga en el Aragón, Funes. (EC)

Galería Noticia

  • Desembocadura del Arga en el Aragón, Funes.

Zaragoza. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha anunciado un episodio de crecidas generalizadas en la cuenca del Ebro como consecuencia de las lluvias ya registradas esta madrugada y la previsión de nuevas precipitaciones.

No obstante, el organismo de cuenca advierte en una nota de prensa de que la predicción presenta un "alto grado de incertidumbre" a la espera de que se materialice la precipitación de esta tarde y se puedan precisar las zonas donde se registren los mayores acumulados.

Con las precipitaciones registradas esta madrugada se han producido incrementos destacados de caudal en la cuenca oriental del Arba, en concreto en el Arba de Biel y en el Barranco de la Barluenga.

Por el momento se ha registrado una primera punta en estos ríos con un nivel y caudal similares o algo superiores a los registrados en octubre de 2012, con 5,78 metros de altura y 130 metros cúbicos por segundo, aunque la situación podría repuntar, ya que puede volver a llover fuerte esta tarde en la cuenca de los Arbas.

Las precipitaciones en los tramos medio y bajo del Gállego están dando lugar a una crecida cercana a la máxima ordinaria, que es muy probable que al final del día alcance el tramo Zuera-Zaragoza.

El eje del Ebro presenta ya tendencia ascendente, a la espera de las precipitaciones de esta tarde en Navarra para poder precisar los caudales esperados.

El episodio va a superar los caudales de estos días y llegará a máximos en Castejón a partir de la tarde-noche de mañana, y se concretarán en magnitud cuando se cuantifique la aportación real de los afluentes de cabecera.

Otras cuencas con repuntes también destacados han sido las del Vero y Sotón en Huesca.

Las previsiones meteorológicas indican que podrían registrase precipitaciones entre los 50 y 100 litros por metro cuadrado en la zona norte de la cuenca entre el País Vasco y Aragón, lo que conllevará nuevos repuntes y obligará a prestar atención a la evolución de los caudales y a las actualizaciones de la predicción por el alto grado de incertidumbre sobre la distribución espacial de este fenómeno y su cantidad real final.

Estas precipitaciones podrían afectar principalmente a las cuencas del Zadorra, en la CAV, ríos de la zona navarra de la cuenca (Ega, Arga y Aragón) y en la cuenca de los Arbas y la cuenca baja del Cinca.

Desde el último episodio de crecida que se ha vivido esta semana en el eje del Ebro, producto de las lluvias del pasado fin de semana (7 y 8 de abril) principalmente en las cuencas de la zona navarra, algunos embalses han realizado maniobras de desembalse que han permitido después gestionar el volumen de resguardo (volumen libre) para laminar parte de la crecida (reduciendo caudales circulantes aguas abajo o retrasando confluencia de las puntas).

Especialmente relevante ha sido el papel de Itoiz y Yesa (cuencas del Irati y Aragón), que también en este episodio van a optimizar su gestión disminuyendo sus aportaciones para evitar la confluencia de los máximos caudales con el Arga y los procedentes de la cabecera del Ebro.

También el sistema de Ullíbarri y Urrúnaga en el río Zadorra ha laminado caudales aportados tras las lluvias de esta madrugada y el sistema de Mequinenza-Ribarroja-Flix en el bajo Ebro está realizando una maniobra de desembalse en continuo que evita que los caudales máximos de los episodios en el eje del Ebro se trasladen aguas abajo.

Con estas previsiones generadas por el Sistema de Ayuda a la Decisión (SAD) del SAIHEbro (Sistema Automático de Información Hidrológica) e Hidrología y Cauces, la Confederación ha seguido sus protocolos de vigilancia y seguimiento de forma coordinada y ha realizado los preceptivos avisos a Protección Civil.

Estos avisos siguen la línea de acción coordinada que recoge el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRIEbro) y permite que los servicios de Protección Civil y resto de administraciones competentes pongan en marcha, con apoyo de esta información, las medidas de protección y preparación ante avenidas.

El SAIH realiza un seguimiento de la Cuenca las 24 horas del día, los 365 días del año, lo que permite actualizar las previsiones de caudal con nuevos datos y según la evolución de cada episodio, que se pueden consultar en la página web de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Dichas fuentes insisten en que las previsiones son una referencia de carácter provisional y siempre están pendientes de confirmación con datos observados y de un análisis posterior.

Herramientas de Contenido

etiquetas: lluvia, inundaciones, che