Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Pido perdón, nadie merecía esto y quiero concienciar de mi error”

Abel Las Peñas Calvo, de 29 años, el conductor condenado a 4 años y 3 meses de cárcel por el atropello mortal del Día del Ángel en Tudela, que pierde el carné, usa la última palabra para mostrar su arrepentimiento

Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos policías foral caminan por Las Norias en el lugar donde quedaban restos de lo ocurrido.

Dos policías foral caminan por Las Norias en el lugar donde quedaban restos de lo ocurrido. (D.N.)

Galería Noticia

Dos policías foral caminan por Las Norias en el lugar donde quedaban restos de lo ocurrido.

“No dejo de llorar todos los días. Ni ese chico ni nadie se merecía lo que ha pasado”

tudelA- El acusado del atropello mortal durante la celebración del Día del Ángel del pasado año en Tudela se mantuvo cabizbajo durante la vista oral (solo entraron al juicio público y testigos para declarar sobre las indemnizaciones que les pudieran corresponder) y a ratos echó a llorar. El procesado, Abel Las Peñas Calvo, que acudió al juicio desde la prisión (fue encarcelado hace ahora casi un año), quiso hacer uso del derecho a la última palabra, es decir, el alegato final del juicio en el que se dirigió a la familia de la víctima. Ante una sala repleta de jóvenes, amigos de Carlos Pellejero y de su pareja, y allegados de las familias, Abel Las Peñas se expresó entre lágrimas y dijo lo siguiente: “Pido perdón a la víctima, a su familia y a Dios. Me siento muy arrepentido de todo lo que ha ocurrido. Ni ese chico ni nadie se merecía para nada esto, es lo peor que he vivido y que viviré nunca. No dejo de llorar todos los días por ello. Cuando pueda me gustaría, si la familia lo quisiera, ayudarles en todo lo que pudiera y poder concienciar a todas las personas para que tengan cuidado y no cometan el mismo error que yo cometí. Daría marcha atrás en el tiempo, como fuera, para que esto no hubiera ocurrido. Lo siento mucho y pido perdón de todo corazón”. - E.C.