Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los veinticuatro brazos de San Fermín

El regreso del santo a su capilla se pospone al domingo por la lluvia y el peligro que suponen las calles mojadas para los porteadores

Laura Garde | Patxi Cascante - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Seis de los doce porteadores de San Fermín posan junto al santo en la catedral.

Seis de los doce porteadores de San Fermín posan junto al santo en la catedral. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

  • Seis de los doce porteadores de San Fermín posan junto al santo en la catedral.

pamplona- Llevan una media de 34 años porteando a San Fermín. Comenzaron a hacerlo por tradición familiar y cada 7 de julio sienten una “emoción renovada”. Ellos son José Manuel Calavia, Iñaki Gorri, David Andueta, Íñigo y Sergio Quintana, Juan Manuel y Fermín Martínez, Iosu y Lope Goñi, Pedro Solchaga, Iñaki Valerdi y Ángel Yanguas.

Los doce son de Pamplona, y el sentimiento lo “llevan dentro”: “Además de la tradición religiosa, que tiene más de 300 años, es un acto muy de Pamplona. Somos todos de aquí. Nuestros padres lo hacían, nuestros abuelos también, e incluso algunos lo llevan en la sangre desde la época de sus tatarabuelos. La tradición familiar nos ha marcado”, expresó Calavia, coordinador de los porteadores y devoto, como los demás, de San Fermín. De la misma manera, a ninguno de ellos les preocupa el futuro porque también tienen sustitutos: “Tal y como llegamos nosotros aquí, tenemos hijos y sobrinos que lo harán”, aseveró.

En turnos de seis, llevan a hombros entre todos alrededor de 400 kilos. Para ellos, el 7 de julio es uno de los días más esperados del año, cuando, sin duda, se quedan con dos momentos “muy especiales”: la salida y entrada de San Fermín a su capilla. “Tenemos la dificultad de atravesar la verja que separa San Lorenzo de la capilla de San Fermín. Es un esfuerzo añadido que requiere máxima concentración. Esto los convierte, a su vez, en los más bonitos”, relató mientras sentenciaba lo “difícil” que es elegir uno entre “todos los momenticos” de la procesión.

El domingo fue un día “único”. Desde hace casi cien años, San Fermín no había salido en procesión fuera de sus fiestas, ni había pisado desde entonces la Catedral. La última vez que lo hizo fue el 8 de mayo de 1922, con motivo de la llegada del brazo incorrupto de San Francisco Javier desde Roma. “Fue un día histórico para todos, pero para nosotros en especial. Ninguno estábamos aquí en 1922”. Con la incógnita de la respuesta que iba a tener, la procesión acabó siendo digna de un 7 de julio: “Era una novedad y no sabíamos cuánta gente iba a esperarle en la calle. Sus fieles nos dejaron claro que siempre están arropándolo”, declaró José Manuel.

Tras dos días de constantes lluvias, el capotico de San Fermín hizo honor a su fama y el mal tiempo dio una truega. Ayer no corrió la misma suerte. Después de dormir dos días en la Catedral, no pudo regresar a su capilla. Pese a que se había preparado un palio de plástico para cubrirlo, por seguridad de sus porteadores, el traslado fue suspendido hasta el domingo (12.00 horas): “El domingo volverá sí o sí a la parroquia de San Lorenzo. Si sigue lloviendo así, lo hará en un vehículo especial”.

hasta el 7 de julioEl Año Jubilar Sanferminero comenzó el 7 de julio de 2017. Fue decretado por el papa Francisco y se prolongará hasta el día grande de las fiestas de este año, a instancias del arzobispo de Pamplona. La celebración se convocó con el fin de conmemorar el tercer centenario de la construcción y consagración de la capilla de San Fermín, inaugurada en 1717. Hasta ese momento, San Fermín descansaba en el interior de la catedral.

Herramientas de Contenido