Márquez y lo indefendible

Por Tomás de la Ossa - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Entiendo -y hasta defiendo, porque el deporte es ante todo un sentimiento- que los medios forofeen un poco o un mucho con los suyos para vender ilusión ante un reto deportivo o para exaltar un gran éxito. Pero ahí, como en todo, hay líneas rojas que no se deberían traspasar nunca: a Márquez se le cruzan los cables y hace el macarra en una carrera, y surgen en la prensa catalana (por catalán) y en la madrileña (por español) expertos y no tan expertos que le riñen, pero con la boca hueca;que lo excusan por su “pilotaje valiente y agresivo”, como si eso fuera patente de corso para hacer el cafre a 200 por hora;que se apuntan al “y tú más” contra Rossi -va a acabar teniendo la culpa de que le tirara Márquez al suelo-;y que, en suma, se dedican más a disculpar al suyo que a decir la pura verdad, algo tan sencillo como “No, Márquez, así no”. Que no es tan difícil de decir y da credibilidad para cuando haya que quejarse de algo con razón.