Pensionistas

Javier Subiza Ilundain y Sebastián Rosino Ros Miembros de Sasoia - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Sasoia, junto con otras 4 organizaciones de personas jubiladas, formamos parte de la coordinadora Mayores frente a la crisis. Desde esta coordinadora hemos impulsado muchas actividades (charlas, artículos, manifestaciones, concentraciones…) referentes a nuestra problemática, llámense pensiones, dependencia, residencias, subida de la luz… En todas las actividades ha primado siempre la búsqueda de la unidad. Conscientes de nuestras grandes diferencias, sobre todo políticas, hemos logrado consensuar manifiestos y formas de expresión con la mirada puesta en lograr para todas las personas jubiladas una vejez digna. Solo bastaba centrarnos en la problemática de las personas jubiladas de Navarra y decidir la actividad a realizar.

Para preparar la gran manifestación del pasado día 17 de marzo, unimos nuestros esfuerzos con la recién creada Coordinadora Navarra por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. Nos alegramos de haber contribuido a la gran manifestación, inédita en toda la historia, de ese día. En varias partes del Estado tal unidad no se logró. Creímos que la respuesta raquítica del Gobierno del Estado nos obligaba a volver a preparar una nueva actividad de protesta y para ello nos volvimos a reunir hace pocos días. Pero hemos fracasado. A pesar de seguir hablando de la “necesidad de la unidad y de no defraudar al mundo de las personas jubiladas”, esa cacareada unidad se hizo imposible. Se llegó a la reunión con decisiones ya tomadas en otros foros y además irreversibles. Unos propugnando el día 16 y otros el día 15, fechas marcadas desde Madrid. Tan es así, que una organización, pocos minutos antes de la reunión, había hecho una rueda de prensa convocando una fecha concreta.

Pensamos que la divergencia en las fechas obedece a otras divergencias, sean políticas, sociales o de mero protagonismo.Y hemos quedado fuera de juego pues solo la unidad puede mantener una coordinadora. Ello nos impide convocar o apoyar esas actividades del día 15 y/o 16. A pesar de ello, nos gustaría que tanto una como otra volvieran a ser multitudinarias, pues la situación sigue siendo preocupante. Confiamos en que esto haya sido una excepción y podamos volver a encontrarnos para impulsar actividades conjuntas a favor de la vejez digna que nos merecemos.