Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Complejo Hospitalario de Navarra

El CHN pone en marcha una nueva Unidad de Terapia Intravenosa que mejora la seguridad, calidad y comodidad de los tratamientos

Pacientes de Oncología y Hematología han sido los principales beneficiados de este recurso en sus primeros tres meses de funcionamiento

noticiasdenavarra.com - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 11:14h

Maribel Casado, Ana Díez y Beatriz Ibarra, enfermeras del CHN vinculadas a la actividad de la nueva Unidad de Terapia Intravenosa.

Maribel Casado, Ana Díez y Beatriz Ibarra, enfermeras del CHN vinculadas a la actividad de la nueva Unidad de Terapia Intravenosa. (CEDIDA)

Galería Noticia

  • Maribel Casado, Ana Díez y Beatriz Ibarra, enfermeras del CHN vinculadas a la actividad de la nueva Unidad de Terapia Intravenosa.

PAMPLONA. El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha puesto en marcha una Unidad de Terapia Intravenosa que mejora la seguridad, calidad y comodidad de los tratamientos médicos prolongados que se aplican por vía parenteral. Los pacientes de Hematología y Oncología han sido los principales beneficiados de esta nueva estructura asistencial en sus primeros tres meses de funcionamiento, si bien la dirección del centro hospitalario plantea extender la cobertura de esta unidad a otras especialidades que lo requieran. La terapia intravenosa es una disciplina multidisciplinar dirigida a lograr la máxima seguridad y calidad de los tratamientos que se administran por vía venosa al paciente. Para realizarla de una forma segura y adecuada, evitando riesgos y complicaciones, se precisa un continuo reciclaje, por ser un procedimiento realizado con enorme frecuencia en todos los niveles de atención.

Entre las principales ventajas de la nueva unidad creada en el CHN destaca la posibilidad de realizar este tipo de accesos venosos a pie de cama del paciente en condiciones de máxima seguridad, sin necesidad de trasladarle a quirófano o salas de radiología, como sucedía hasta ahora. Permitirá además un mayor uso de los denominados catéteres PICC, considerados idóneos por su fácil implantación, manejo sencillo y prácticamente ausencia de complicaciones. Asimismo, se posibilita la administración de determinados tratamientos en el domicilio del paciente, aumentando la comodidad en todo el proceso.

Profesionales del CHN participan hoy en una sesión de difusión dedicada a la terapia intravenosa, planteada como jornada inaugural de la nueva unidad. La sesión ha sido presentada por el director gerente del CHN, Antonio Merino, y la directora de Cuidados Sanitarios, Maite Soria, quienes han destacado el “aumento de la calidad asistencial” que supone poder contar con una unidad específica dedicada a la terapia intravenosa, considerada “una de las estrategias con mayor eficacia demostrada en la gestión de los accesos venosos”.

La sesión cuenta con la presencia de profesionales con gran experiencia en este campo, entre los que destaca Carmen Carrero, presidenta de la Asociación Nacional de Equipos de Terapia Intravenosa y reconocida enfermera del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, pionera en la implantación de los catéteres PICC en el Estado, impulsora de unidades de terapia intravenosa en distintos centros hospitalarios y formadora de muchas enfermeras y enfermeros de Navarra en este procedimiento. En la jornada intervienen también Ana Díez, enfermera encargada de la nueva unidad en el CHN;Maribel Casado, enfermera de la unidad de hospitalización de Medicina Interna vinculada a la nueva unidad;y Beatriz Ibarra, jefa de Unidad de Enfermería de la planta C3, de hospitalización de Oncohematología.

Técnica para pacientes con quimioterapia o necesidad de hemoderivados

El pasado dia 8 de enero, el CHN puso en marcha a través de su Dirección de Cuidados Sanitarios la nueva Unidad de Terapia Intravenosa (UTI), la primera estructura de este tipo en Navarra, cuyo objetivo es la atención especializada y personalizada a pacientes que precisan de la canalización de acceso venoso para tratamientos de larga duración. Aplicar un tratamiento por vía parenteral es una práctica habitual no sólo para los tratamientos de pacientes hospitalizados, sino en tratamientos ambulatorios de pacientes que precisan ciclos prolongados de quimioterapia, hemoderivados o nutrición parenteral prolongada, entre otros procedimientos. Una de las principales actividades de la enfermera de esta unidad es la inserción del catéter o dispositivo de acceso venoso más adecuado a cada situación, tras una valoración del conjunto del sistema circulatorio y el estado de las venas del paciente, del tipo de medicación o tratamiento que se le debe suministrar o la duración del tratamiento, preservando en todo momento su seguridad. Esta enfermera atiende todas las posibles complicaciones que puedan surgir a posteriori, además de ser un apoyo y referente para el resto de profesionales implicados en el tratamiento del paciente.

Previsión de incrementar un 50% el uso de catéteres de última generación

La actividad de la UTI en el CHN la realiza en este momento una enfermera altamente cualificada y con formación específica en colocación de catéter central de inserción periférica (PICC) con técnica ecoguiada, que permite la visualización de la vena a puncionar, disminuye el riesgo de punción errónea, permite la elección de la vena más adecuada y posibilita la corrección del mal posicionamiento primario. Esta técnica, tiene como finalidad disminuir el número de punciones en la vena, aumentar la seguridad en la administración de tratamientos, y promover la autonomía del paciente. Durante el año 2017 se insertaron en el CHN aproximadamente 541 catéteres PICC en las unidades de hospitalización, cifra que se prevé incrementar un 50% (hasta los 800 catéteres PICC) con la puesta en marcha de la nueva unidad.

El PICC es un catéter central de inserción periférica que se sitúa en el tercio inferior de la vena cava superior, en condiciones máximas de esterilidad y garantizando la permeabilidad de una vía de acceso siempre que se prevea que el paciente va a seguir un tratamiento prolongado, evitando con ello el sufrimiento del paciente por punciones venosas continuas y preservando el capital venoso, sobre todo cuando se le administra un fármaco que puede deteriorar el sistema vascular. Es una técnica realizada por personal de Enfermería, que no necesita de un quirófano o pruebas complementarias. Actualmente se utilizan catéteres venosos biocompatibles de silicona y poliuretano de tercera generación y nuevas técnicas de inserción, como la ‘microseldinger’ guiada por ultrasonido con sistema de navegación o el sistema de detección de punta de catéter mediante electrocardiograma intracavitario. La selección del acceso vascular venoso y el método a emplear para el tratamiento dependen principalmente del objetivo terapéutico, de su duración y el tipo de fármaco, pero también del diagnóstico del paciente, su edad, su estado de salud y las características de las venas.

Asistencia a pie de cama, sin necesidad de traslados o servicio de quirófano

La enfermera responsable de la UTI se desplaza hasta donde se encuentra el paciente, ya sea en hospitalización en planta u hospitales de día para colocar el catéter adecuado a pie de cama, siguiendo los cuidados más estrictos de asepsia, no siendo necesario el traslado del paciente a otros servicios como radiología o quirófano, como sucedía hasta ahora. Por tanto, se consigue una gestión más eficiente de los recursos y la mayor comodidad posible para el paciente.

El CHN ha constituido un comité de Expertos integrado por profesionales de Enfermería, Farmacia y Medicina de diferentes especialidades (Oncología, Hematología, Anestesia, Dietética y Nutrición, Farmacia, Medicina Preventiva, UCI, Radiología intervencionista, Medicina Interna-Infecciosas, Microbiología y Dermatología), que se reúnen periódicamente para revisar procedimientos, protocolos y recomendaciones, basándose en la evidencia científica, con el fin de evitar la variabilidad de actuación y establecer indicaciones adecuadas referentes a la terapia intravenosa.

Muestra del compromiso del CHN con la optimización de los cuidados y el aumento de la seguridad en este tipo de técnicas es su participación en el proyecto piloto multicéntrico Estrategia Multifactorial “Flebitis Zero”, el cual plantea un conjunto de medidas, entre las que destaca la elección adecuada del catéter en las terapias intravenosas. Además, el CHN ha sido recientemente acreditado como centro comprometido con la excelencia en cuidados, por la implantación de tres guías de práctica clínica entre las que destaca la Guía Cuidados y mantenimiento de los accesos vasculares para reducir las complicaciones.

Las recomendaciones CDC (Centers for Disease Control and Prevention) hacen hincapié en la necesidad de formación en terapia intravenosa entre profesionales de Atención Especializada y Primaria, así como en la necesidad de contar con asignatura específica de esta materia en los estudios de pre y posgrado de Medicina y Enfermería.

Herramientas de Contenido