Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“La atención al cuidador de enfermos de alzhéimer es fundamental”

Un ciclo explica en Elizondo la sobrecarga que soportan y la urgencia de respuesta institucional

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El doctor Martín Carrasco abrió el ciclo sobre cuidadores de alzhéimer en Elizondo.

El doctor Martín Carrasco abrió el ciclo sobre cuidadores de alzhéimer en Elizondo.

Galería Noticia

  • El doctor Martín Carrasco abrió el ciclo sobre cuidadores de alzhéimer en Elizondo.

elizondo- “La atención y ayuda a las personas que cuidan de enfermos de alzhéimer es fundamental”, manifestó el doctor Manuel Martín Carrasco, licenciado en Psiquiatría y director de la Clínica Benito Menní de Elizondo, en la conferencia de apertura del ciclo Cuidando al cuidador, que organiza el centro que dirige. La asistencia en el auditorio de la Casa de Cultura Arizkunenea de Elizondo fue notable, demostración de la sensibilidad existente, en un ciclo que continuará los días 17 y 26 de abril a las seis de la tarde.

El especialista expuso las características de la enfermedad, que está entre nosotros y ha venido para quedarse, ya que a pesar de los avances de la ciencia se siguen sin conocer remedios decisivos. El doctor Martín Carrasco incidió en los aspectos sociales derivados (el cuidador permanente sufre “sobrecarga y vulnerabilidad que le superan y es susceptible de padecer complejos trastornos emocionales”) sobre los que las instituciones “todavía no dan respuestas efectivas y absolutamente necesarias”.

La atención al cuidador, en efecto, “ha avanzado en países más avanzados donde se ha considerado la repercusión en múltiples aspectos de su propia vida a causa de la patología de las personas que atiende y sus consecuencias son menores, pero aquí aún no está adecuadamente asumida”. En este terreno, “venimos denunciando la necesidad de adoptar medidas desde hace más de 20 años, pero seguimos sin ver resultados”

El director del centro Benito Menni considera que “es preciso diferenciar la asistencia hospitalaria de la familiar y domiciliaria que es donde se suceden episodios de ansiedad, depresión y otros, para los que está el recurso de las pastillas pero que ni de lejos es una solución”. En definitiva, el cuidado en el seno de la familia y en muchos casos de una persona con alzhéimer provoca a su vez y en muchas ocasiones que el familiar cuidador acabe sufriendo otras patologías.

Por otra parte, según Martín Carrasco, en la atención a personas con alzhéimer se dan muy diversas casuísticas en función de los cuidadores (“al menos en el 70% de los casos mujeres, aunque se van implicando también los hombres”), las condiciones económicas, laborales y sociales, la residencia en núcleos urbanos o rurales y muchos otros. “La mujer, que antaño se quedaba en casa, vuelve a encontrarse cuidando a familiares de igual forma que lo hizo en el nacimiento e infancia de sus hijos y se registran casos de absoluta incompatibilidad con la vida laboral”, afirma.

“Las instituciones tienen una visión cortoplacista del problema, cuando la acción debe ser inmediata. Se calculan en el Estado alrededor del millón de personas afectadas por alzhéimer, con lo que los cuidadores, sobre todo familiares, pueden ser otros tantos”, explica. Y los índices demográficos y de esperanza de vida apuntan a una situación sin visos de mejorar y precisa respuesta urgente.

Herramientas de Contenido