Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La charla

Mientras la abuela cosía

Por Álvaro Meoqui - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Echando un poco o un mucho la mente hacia atrás en menos de medio segundo te pones en tu infancia. Esos años de cuando eras un mozalbete o una chiquilla te sacan la sonrisa por recuerdos tan sanos como imborrables. Tenemos todo lo bueno guardado en nuestra mente y lo malo lo sacamos sólo si es necesario. No hay nadie en este mundo que no se acuerde de cuando jugaba con sus hermanos o hermanas en el pasillo de su casa o en la puerta de la calle. No sé ni las horas que metimos nosotros en aquellas bajeras rojas jugando partidillos de fútbol. Seguro que los vecinos se acuerdan aunque sólo si es necesario.

No hay futbolista que no haya dado sus primeras patadas al balón con su hermana o con su hermano en el pasillo de su casa, en la puerta de la calle o si hace falta en casa de la abuela mientras ella cosía calcetines.

Me imagino al pequeño Julito Salinas protegiendo el balón de espaldas contra aquella lavadora y su hermano Patxi achuchando por detrás sin que ningún familiar le viera. También me imagino a los hermanos Laudrup haciendo filigranas con un balón mientras miraban hacia otro lado o a Thiago y Rafinha Alcántara viendo jugar a su padre un Mundial con un balón en cada pie y samba sonando de fondo. Si viven por Noáin pueden preguntar dónde tenían los Flaño su rincón del balón, seguro que aún existe.

Hace apenas una semana en el Bernabéu se jugaba el derbi madrileño y los hermanos Hernández lucían distinta camiseta. Su madre bien sabe que después del derbi y en el salón de casa igual hacían un tercer tiempo.

Otro caso y para mí la estrella de este artículo es el de los hermanos Nainggolan. Radja ha sido de los que mandaron al Barça para casa el pasado martes jugando con la A.S. Roma en esa remontada histórica y su gemela Riana es la delantera del mismo club en la Primera División italiana femenina. Supongo que en aquella casa peinarían balones y chutarían muñecas. La abuela mientras cosía torcería un poco el morro pero ahora estará feliz.

El autor es técnico deportivo superior

Herramientas de Contenido