“La economía navarra es equilibrada y sólida;ahora el Gobierno debe empezar a gastar”

Javier Taberna volvió a ser proclamado presidente de la Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios hasta 2022, con 36 votos a favor y uno en contra.

Sagrario Zabaleta Echarte / Oskar Montero - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Javier Taberna vota ante la mirada de Miguel Suárez, Francisco San Martín, Izaskun Goñi y Juan Torres.

Javier Taberna vota ante la mirada de Miguel Suárez, Francisco San Martín, Izaskun Goñi y Juan Torres. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Javier Taberna vota ante la mirada de Miguel Suárez, Francisco San Martín, Izaskun Goñi y Juan Torres.

pamplona- Javier Taberna Jiménez entró ayer a la sala de actos de la Cámara Navarra de Comercio, Industria y Servicios como candidato a presidir esta institución que en 2019 celebrará su 120º aniversario. Pasadas las 13.00 horas ocupó su asiento junto a los vocales Javier Prat Preciado, de Anko;y Désiré Gahigiro Merino, de Uscal. Cuando la directora general de Política Económica y Empresa del Gobierno de Navarra y presidenta de la Junta Electoral en este proceso, Izaskun Goñi, intervenía antes del inicio de la votación ante los 40 vocales del Pleno;desde su sitio, Taberna la interrumpió para pedirle que explicara el mecanismo de votación del presidente y del comité ejecutivo. A pesar de que así procedió, tres de las papeletas en el sufragio para elegir al presidente se declararon nulas por un error de los votantes. En el momento en que Francisco San Martín, el vocal más longevo, iba a pronunciar el resultado, Javier Taberna inclinó la cabeza y cubrió parte de su rostro con la mano derecha. “36 votos a favor, uno en contra y tres nulos”, leyó San Martín. De esta forma, Taberna fue reelegido presidente hasta 2022, tras 27 años en este cargo no remunerado. “Tengo mucho respeto a las votaciones;y aunque había una sola candidatura prefiero que se vote, porque así sé, por ejemplo, que uno de los vocales no está conforme con mi elección”, dijo este abogado, que confesó que “espera dejar a la Cámara en una velocidad de crucero” durante este mandato.

¿Qué objetivo prioritario se propone para los próximos cuatro años?

-El equilibrio presupuestario de la Cámara. En 2018 concluimos el plan estratégico de cuatro años, y prevemos que este ejercicio vamos a obtener beneficios después de una crisis en la que hemos desarrollado una economía de guerra para continuar. Tras este ejercicio sacaremos la cabecita, ya que en los últimos ocho años nos hemos dedicado a sobrevivir.

¿Qué destaca de las personas de su nuevo comité ejecutivo?

-Hemos renovado el 63% del comité, con siete nuevas incorporaciones. También destaco la introducción de savia nueva que representa la juventud. Forman parte de este comité el vocal más joven del pleno, Miguel Suárez, y también el más longevo, Francisco San Martín.

¿Por qué solo hay una mujer de doce miembros en el comité?

-Porque no hay muchas mujeres empresarias.

¿Por ese motivo, también solo hay cinco mujeres entre los 40 que han asistido a la constitución del Pleno?

-Cinco son muchas, si consultamos la estadística del colectivo empresarial, en el que hay pocas;en cambio, existen grandes ejecutivas.

¿Por qué se produce esta situación?

-Ser empresario resulta muy sacrificado, con mucha dedicación y tiempo. Por una serie de circunstancias, las mujeres tienen más limitaciones que les impiden emprender.

¿Cuáles?

-Se trata de un tema cultural. Estoy de acuerdo que no hay igualdad, pero la culpa no es de las empresas sino del modelo cultural del que venimos.

¿Cuáles son las metas principales que pretende desarrollar en los próximos cuatro años?

-El Parlamento foral aprobó en 2015 por unanimidad la ley foral que regula la Cámara. Ahora debemos comenzar a desarrollar las funciones públicas que se nos asignó y que no hemos podido impulsar totalmente. Como la Cámara es consultora de la Administración, tiene la obligación de informar de aquellas normativas que puedan influir en la economía. La Cámara debe velar por los intereses generales y contribuir para que los poderes políticos no se descaminen. Ahora, a través de la cuota de los socios, vamos a dedicar ese dinero a realizar funciones públicas que hasta ahora las hemos hecho pero de manera reducida: emitir informes, estadísticas, promoción...

¿Qué análisis hace de la economía navarra?

-La economía navarra es equilibra y sólida, porque el 30% del PIB se dedica a la industria, un sector potente complicado de trasladarse por la inversión que tiene hecha. Es difícil que Navarra caiga, pero estamos notando que faltan inversiones. La mayoría de economistas coincidimos en decir que estamos en un momento en el que los gobiernos deben empezar a gastar. La falta de inversión productiva en Navarra en polígonos o infraestructuras, por ejemplo, provoca que nos quedemos donde estamos. Pero, eso poco a poco va a influir en que seamos más pobres.

Habla de infraestructuras, ¿cree que en el Canal de Navarra se están dando pasos, por ejemplo?

-Siempre están revisando y volviendo a revisar, ganando o perdiendo tiempo porque creo que no lo quieren hacer, ya que tres partidos de los cuatro se oponen a esa infraestructura, y eso lastra.

¿Qué fortalezas tiene la economía de la Comunidad Foral?

-Nuestra economía es sólida, con una magnífica Formación Profesional, con centros tecnológicos y con universidades. Disponemos de todos los ingredientes para continuar como una de las comunidades más punteras, pero estamos perdiendo puestos por lo anteriormente explicado;y debemos estar en primera línea.

¿Qué relación mantiene la Cámara con el Gobierno de Navarra?

-Buena. El Gobierno siempre ha sido muy respetuoso con la institución. Nuestra ideología económica no difiere mucho de la del vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, o de la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, cuando hablamos con ellos, pero el Gobierno se sustenta en unos partidos políticos que nada tienen que ver con esta forma de entender la sociedad, del libre mercado y de la iniciativa privada.