La aldea global

Patinazos mediáticos

Por Txerra Díez Unzueta - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

el universal vulgo tiene expresiva manera de calificar situaciones comunicativas caracterizadas por el mal uso de la lengua, imprecisión en los datos o equivocada presentación de contenidos, fechas o detalles informativos que distorsionan el buen camino entre emisor y receptor. Esta manera de manejar lenguas y lenguajes se concreta en la expresión “patinazo” que se aplica a aquellos momentos en los que el comunicador/presentador/periodista mete la pata hasta el zancarrón o el cuezo, hasta extremos inusitados. Hace unos días Mamen Mendizábal entrevistaba al abogado principal del encausado president de la Generalitat y empeñábase la periodista en afirmar que el citado profesional estaba cercano físicamente a Puigdemont, cuando en realidad se encontraba en la capital catalana, a varios cientos de kilómetros. Varias veces le rectifico el entrevistado obteniendo como respuesta un gesto de molestia en la reinona de los vespertinos micros informativos de La Sexta. La niña había pegado un patinazo monumental y en vez de rectificar y quedar como humana criatura, se mostró punto altanera, distante y molesta, en un ejercicio que demostró escasa profesionalidad ante una circunstancia ciertamente complicada del directo televisivo. Los mecánicos de la comunicación pegamos numerosos patinazos a lo largo de la vida profesional, y solamente la inteligencia de algunos evita meterse en charcos y cometer errores de información, precisión y rigor. No es cuestión de escudarse en el poder del micro en la desigual pelea en el marco de una entrevista;se trata de enfrentar el trabajo con seriedad y contrate de datos y hechos;sólo así evitaremos patinazos indeseados, correcciones sobre la marcha y errores de bulto que empañan la comunicación caliente de la tele, donde el mucho hablar facilita el fácil patinar en un mundo de apresurados patos.