A la contra

Actuación extraña

Por Jorge Nagore - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El sábado y domingo llovió mucho en casi todo Navarra. El domingo, Yesa e Itoiz, avisados de que antes de ayer y ayer llovería aún más fuerte, comenzaron a sacar agua por encima de lo normal para así dar cabida a la que iba a llegar. Así fue: bajaron sus volúmenes y gracias a eso les entró agua a paladas sin tener que abrir mucho las compuertas y así trataron de no agravar -más- las crecidas presas abajo. No actuó así Eugi. Eugi tenía el domingo 17 hm3 de agua, que pasaron a ser 18,2 el lunes, 18,6 el martes y en la noche del miércoles a ayer jueves, a las 4 de la mañana, 20,7, después de que las enormes precipitaciones subieran el nivel de 18,7 a 20,7 en apenas 18 horas. Esos 20,7 es estar al 97%. Desde el día 8 hasta el 12 a las 04.00 horas (76 horas), Eugi soltó una media de unos 8 m3 por segundo, una cifra ridícula. Desde el día domingo 8 a las 6 de la tarde, la avenida del Arga por Huarte, Burlada y Pamplona era muy normalita, y si Eugi hubiese comenzado a quitarse agua de encima a ritmos de hasta 30-40 m3 por segundo no hubiese pasado nada. No lo hizo, siguió acumulando metros cúbicos, pasando del 80% de capacidad al 86%. ¿Resultado de todo esto? En la madrugada del miércoles a jueves, ya al 97%, tuvo que abrir compuertas y pasó a lanzar al Arga durante 2 horas 107 m3 por segundo, lo que supuso el 80% del caudal del Arga hasta Huarte y el 30% de la riada que pasó por Burlada y Pamplona y significó 1,35 metros de subida de más en Huarte, más de 80 centímetros en Burlada y 55 en Pamplona. No pasó a mayores, pero alguien en la CHE y en Eugi debería explicar por qué no se liberó algo el pantano domingo, lunes y martes sin riesgo de riadas para no llenarse tan rápido y tener que soltar tan de golpe cuando más altos estaban los ríos y más llovía. Siempre lo suelen hacer bien, pero esta vez es cuando menos complejo encontrar explicación a esa actuación.