Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
alerta por inundaciones

Agua en la biblioteca y piscinas de Estella y cortes de tráfico

Se inundaron tramos de carretera en Arbeiza y Améscoa y en Estella el río alcanzó los 4,08 metros

Julen Azcona/R. Usúa Julen Azcona/cedidas - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Un vehículo circula por el tramo inundado por el Urederra, entre Artavia y Baríndano (NA-718).

Un vehículo circula por el tramo inundado por el Urederra, entre Artavia y Baríndano (NA-718). (Foto: J. Azcona)

Galería Noticia

Un vehículo circula por el tramo inundado por el Urederra, entre Artavia y Baríndano (NA-718).El Ebro, por Mendavia.El Ega inundó la poza y parte de las piscinas del Agua Salada.

Estella-lizarra- La lluvia y el nivel de los ríos fueron motivo de preocupación ayer en toda la Merindad de Estella, a pesar de que, afortunadamente, la jornada se caracterizó por la ausencia de incidencias graves y, sobre todo, por la bajada de los caudales desde primera hora de la mañana.

Tras unas intensas precipitaciones desde la tarde del miércoles, el río Ega llegó a su máxima potencia ayer a las 8.00 horas de ayer, cuando llegó a los 4,08 metros -muy cerca de los 4,3 metros con los que el río empieza a sobrarse-. A partir de entonces, la lluvia cesó y el nivel de los ríos empezó a descender.

En Estella-Lizarra el día transcurrió de forma tranquila y fue en otros puntos de la Merindad donde se dieron mayores problemas. Dos carreteras tuvieron que cortarse debido a las inundaciones en los ríos Ega y Urederra: el tramo del puente de Arbeiza y la NA-718, entre Artavia y Baríndano. Debido a ello, el servicio de autobuses de la zona, Urederra SL, no pudo efectuar su ruta Larraona-Estella y esto afecto a la movilidad del alumnado y profesorado de los alrededores.

En la ciudad del Ega, los contratiempos los sufrieron sobre todo los vecinos cercanos al río, que vieron como sus sótanos se llenaban de agua y tuvieron que actuar con bombas para achicarla. Fue el caso también de la biblioteca pública José María Lacarra, que llegó a tener 10 centímetros de agua en su piso de abajo. Los empleados vaciaron el espacio el día anterior y la brigada municipal se encargó de colocar una bomba que actuó desde muy temprano por la mañana.

Por otro lado, el río llegó hasta las piscinas municipales del Agua Salada, cubriendo por completo una parte, y la poza amaneció completamente inundada. “Por suerte no ha habido muchos daños, pero nos hemos quedado cerca”, aseguró el jefe de la Policía Municipal, Miguel Ángel Remírez.

améscoa

mendavia

Estella-lizarra

Últimas Noticias Multimedia