Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
alerta por inundaciones

El temporal de lluvias provoca derrumbes en Falces, Sangüesa y Larraga

Se desprendió el muro de una iglesia, la fachada de una casa y una ladera del Pilón, todos sin heridos

M. San Gil/U. Yoldi - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Escombros del muro de la iglesia que se cayó en Larraga.

Escombros del muro de la iglesia que se cayó en Larraga. (Foto: Marcelino Pérez)

Galería Noticia

Escombros del muro de la iglesia que se cayó en Larraga.Sangüesa.En Falces se desprendió parte de la ladera del Pilón.

pamplona- El temporal de lluvia que sacudió Navarra durante el día de ayer causó varios derrumbes en Larraga, Falces y Sangüesa, sin que se tuviese que lamentar daños personales en ninguno de ellos. En concreto, el primero de ellos ocurrió sobre la medianoche de ayer en la calle Caballero de Sangüesa, donde se desprendió parte de la fachada de una casa particular abandonada, que se saldó sin heridos aunque con algunos vehículos dañados y la vivienda colindante fue evacuada de manera preventiva.

No obstante, ayer se procedió a la demolición de otro edificio, en la calle Enrique Labrit y de propiedad municipal, que ya estaba previsto derruir y que el lunes sufrió el desprendimiento de una de sus esquinas. “Se trata de edificios diferentes, el que es de propiedad privada sigue en pié y el propietario tendrá que decidir qué hacer con él”, aclaró Ángel Navallas, alcalde de Sangüesa, quien incidió en que podía haber habido confusión al estar los dos edificios muy próximos.

La casa había sido donada hace años al Consistorio, pero no estaba en condiciones de uso, por ello se decidió su demolición. “Lo único valioso es un escudo que estaba esculpido en la fachada y que lo hemos recuperado. Nuestra intención es exponerlo en la casa de cultura de la localidad”, explicó el primer edil.

El segundo incidente se produjo a primera hora de la mañana en Larraga, donde las intensas lluvias causaron el derrumbe de parte de un muro de piedra de sillería de un lateral de la iglesia. La caída de la pared, de siete metros de ancho por cuatro de largo, no provocó ningún tipo de daños. “Es una zona en la que suelen estar aparcados bastantes coches, pero por fortuna ayer no había ninguno”, explicó el alcalde de la localidad, Carlos Suescun, que señaló que se trata de “un muro con bastantes años” y que todo apunta a que se produjo por acumulación de agua. “La hipótesis más probable es que el derrumbe haya sido por una filtración de agua de los últimos meses”, afirmó Suescun.

No obstante, el resto del muro que siguió en pié no corre “ningún riesgo” de sufrir otro derrumbe, por lo que la Policía Foral y los bomberos de Tafalla tan solo cortaron el tráfico.

Por su parte, en Falces tuvieron que echar la vista al monte, en concreto al Pilón. Y es que a primera hora de la mañana una parte de la ladera se vino abajo. Se trata de la zona que hay justo después de tomar la curva de la cuesta final del famoso encierro.

Grandes piedras bloquearon este camino que desde el Ayuntamiento no tardaron en acordonar tanto en la parte superior como inferior para evitar accidentes. Valentín García, alcalde de la localidad, le restó importancia y aseguró que a lo largo de la mañana no hubo más incidencias.