Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“La equidad entre hombres y mujeres es una empresa difícil de alcanzar”

Jesús Azcona Mauleón rememoró su pasado como investigador y profesor tras recibir el premio

Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- El antropólogo Jesús Azcona Mauleón rememoró su época de docente recordando que su principal objetivo era mostrar a sus alumnos cómo, por qué y para qué la antropología les servía para ponerse en el lugar de otras personas, incluidas las de tiempos pasados. “En el acto de jubilación en la Universidad del País Vasco me emocionó escuchar de manos de mis estudiantes que habían aprendido a ver más allá, a salir del lugar y a coger carrerilla, porque ese era mi objetivo”, aseguró.

Azcona dedicó especial protagonismo durante su discurso al machismo asentado en la sociedad, mostrando precedentes históricos que remontan esta situación de relego de las mujeres a etapas muy antiguas y aludiendoa la gran presencia que ese tiene también en distintas religiones, incluida la católica. “Frente a esta lacra que corroe el ser, el vivir y el devenir de tantas mujeres, la equidad entre hombres y mujeres se presenta en la actualidad como una empresa difícil de alcanzar”, consideró haciendo ver que una comunidad debe estar entretejida en el cuidado mutuo y en la igualdad entre todos los individuos.

Así mismo, el antropólogo hizo un breve recorrido histórico por la investigación sobre la etnia y nacionalismo vasco, destacando que estos elemento étnicos juegan un importante papel como representaciones de la realidad. Así mismo, hizo ver que el reconocimiento de la variedad cultural no es el final de este camino, sino el principio. “Es el punto de partida de un proceso político largo y tortuoso, pero beneficioso”, afirmó.

El antropólogo echó la vista atrás haciendo mención también a la complicada situación en la que se encontraba el país en 1975, cuando volvió tras cursar su doctorado en Antropología en Suiza. En aquellos años, marcados por la muerte de Franco y la inestabilidad política, comentó que se daban muchas situaciones en las que hasta para un experto como él resultaba muy complicado identificar los límites de lo bueno y lo malo. Además, subrayó, “los distintos bandos trataban de legitimar sus actuaciones a través de construcciones científicas elaboradas desde la antropología”. Ante esta situación, aseguró, él siempre trató de desenmascarar analíticamente los diversos discursos antropológicos utilizados en los diversos contextos socioculturales. - L.H.

Últimas Noticias Multimedia