Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los pronósticos, desbordados por precipitaciones de hasta 250 l/m2

La cota de nieve no fue tan baja como la prevista y las lluvias se concentraron en las cabeceras de los ríos

Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

PAMPLONA- Las predicciones meteorológicas fueron desbordadas también por las precipitaciones caídas en Navarra en los últimos días, que fueron determinantes para que la mayoría de los ríos navarros experimentaran crecidas espectaculares. Entre el martes y el jueves se recogieron hasta 250 litros por metro cuadrado en Artikutza y también fueron muy cuantiosas las precipitaciones en las cabeceras de los ríos Arakil, Arga y Ultzama.

El episodio, que comenzó el martes hacia el mediodía y cesó ayer igualmente al mediodía, según recordó el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Peio Oria, originó precipitaciones “muy destacables” en la vertiente cantábrica, donde se recogieron entre 120 y 150 litros por metro cuadrado. En zonas montañosas las cantidades oscilaron entre los 150 y los 200 litros por metro cuadrado.

Por su parte, en las cabeceras de los ríos Arga, Ultzama, Arakil precipitaron entre 90 y 100 litros, y asimismo fue “muy destacable” que en la Ribera del Ebro, en Tudela y en Bardenas, cayeran entre 60 y 80 litros por metro cuadrado. Por el contrario, en Tierra Estella fue donde “menos llovió”, resaltó Oria, que hizo hincapié en los 250 litros que precipitaron en Artikutza;170 en Areso;115 en Roncesvalles;110 en Irurita;y 100 en Irurtzun.

PRONÓSTICO DIFÍCILEl delegado de la Aemet admitió que estas precipitaciones tan abundantes fueron difíciles de predecir. “El miércoles se preveía una cota de nieve más baja, en torno a 800 metros. Pero la realidad es que se situó entre 1.200 y 1.600 metros. Si se hubiera cumplido la previsión, el escenario habría cambiado”, señaló.

Oria explicó que la alteración de los pronósticos se debió a “una zona de bajas presiones bastante grande que se desplazó el martes desde Galicia hasta el Mediterráneo, donde el miércoles quedó estancada e impulsó todo el aire húmedo hacia Navarra, lo que ha causado que tengamos lluvias tan generalizadas y cuantiosas”. La previsión indica que hasta el martes se podrán seguir produciendo precipitaciones, aunque “más débiles”, que no deberían agravar el estado de los ríos. - J.M.S.