asociación de comerciantes del Casco Antiguo

Los comerciantes de Pamplona mantienen el pulso e insisten en reabrir Padre Moret y Sarasate

No les convence la nueva ubicación de las plazas rojas ni que se aumente el tiempo de estancia

Califican de “pequeño avance” el acceso a la calle Mercado y piden un plan de reactivación comercial

Kepa García - Viernes, 13 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Padre Moret, de un tráfico de 14.102 coches ha pasado en un mes a 1.121 (-91%).

Padre Moret, de un tráfico de 14.102 coches pasó en un mes a 1.121 (-91%). (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Padre Moret, de un tráfico de 14.102 coches ha pasado en un mes a 1.121 (-91%).

pamplona- La asociación de comerciantes del Casco Antiguo considera insuficientes los compromisos del Ayuntamiento a sus propuestas con respecto al Plan de Amabilización y sigue reclamando que se reabran al tráfico rodado la calle Padre Moret y el paseo de Sarasate con el argumento de que facilitaría el acceso de clientes a la zona.

La respuesta de los comerciantes del Casco Viejo -a la que posteriormente se adhirió la asociación Ensanche Área Comercial- se hizo pública un día después de que se reunieran con los concejales Joxe Abaurrea (Ciudad Habitable) e Itziar Gómez (Seguridad Ciudadana). La citada reunión, a la que acudieron también Pablo Goñi, Carlos Albillo y Amaya Villanueva, sirvió para conocer la respuesta del Ayuntamiento a los planteamientos que los comerciantes del centro habían puesto sobre la mesa sobre el plan de movililidad.

Aunque los dos representantes municipales dieron su visto bueno a la mayoría de las iniciativas, no parece ser suficiente. La principal brecha sigue estando en la negativa del Ayuntamiento a que se reabran las dos vías antes citadas y que las asociaciones demandan. No les convence el compromiso del área de Seguridad Ciudadana de llevar a cabo un simulacro para ver el impacto del tráfico en el transporte urbano y insisten en una apertura real, aunque sea temporal, de uno de los carriles de la calle Padre Moret.

Con respecto a los apeadores, los comerciantes consideran “un pequeño avance” que se pueda acceder a la calle del Mercado, pero plantean que se abra también el paseo Sarasate para poder apearse frente a las calles Comedias y San Miguel. En este caso, el Ayuntamiento no se ha movido de su postura inicial y considera que cualquier cambio supondría aumentar el número de vehículos y anular por tanto los efectos de la amabilización.

Tampoco satisface a las asociaciones de comerciantes la nueva propuesta para la ubicación de las plazas rojas de aparcamiento ni el compromiso de aumentar el límite de estancia máxima de una hora a noventa o 120 minutos.

Ante la demanda de habilitar un 25% de plazas rojas en la zona del I ensanche y zona de Labrit, el Ayuntamiento propone el 23%. Se habilitarán 19 nuevas plazas de aparcamiento en la calle Navas de Tolosa, otras 26 en la calle Estella, 28 en la calle Arrieta y 15 en la calle Amaya. Además, se instalarán 20 nuevas plazas en la calle Paulino Caballero (entre las calles San Fermín y Tafalla) y se mantienen los espacios disponibles en plaza de la Cruz y en el mercado del II Ensanche, 80 en total. “No son ni suficientes en número ni ubicadas en las zonas más directamente afectadas por algunas medidas del plan: cerca del Casco Viejo y I Ensanche”, dicen los comerciantes.

Aunque consideran que existe voluntad de llegar a un acuerdo por parte del Ayuntamiento, las asociaciones piden más compromisos para un plan específico de impulso a la actividad comercial.