Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Inútil tentativa de blanquear el fin de Can

Enrique Goñi trató de nuevo, con la complicidad del filibusterismo parlamentario de UPN, de evitar reconocer error alguno en su gestión hasta la desaparición de Caja Navarra y arremetió con dureza contra su antecesor, Lorenzo Riezu

Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:50h

el discurso de Enrique Goñi ante la comisión del Parlamento que inició ayer un nuevo proceso de comparecencias públicas con los principales responsables políticos y gestores de Caja Navarra hasta su desaparición cumplió con todos los ritos de la escenificación de la desmemoria. Y de hecho, Goñi comenzó negando la evidencia de que Can haya desaparecido y trató de escudarse en la ocurrencia de que la entidad financiera histórica de Navarra simplemente se transformó. Defendió su gestión y la validez de todas las decisiones que finalmente derivaron en la eliminación de su marca y la absorción por parte de Caixa. Incluso se permitió intentar justificar el oscurantista sistema de cobro de dietas en los órganos de gobierno y de control de Caja Navarra, que repartieron decenas de miles de euros por la simple actividad de acudir a escuchar charlas informativas o por acudir a reuniones dobles y triples sin contenido alguno en apenas unos minutos. Sin reconocer error alguno, aupado a la suficiencia de quien sabe que no tendrá que asumir ya responsabilidad alguna, arremetió con dureza contra su antecesor al frente de Can, Lorenzo Riezu, al que achacó haber dejado como herencia una Caja Navarra en situación caótica y desastrosa. Fue este el aspecto más novedoso de la intervención de Goñi, en una monótona disertación en la que se limitó de nuevo a eludir cualquier responsabilidad, avalar la ineficiente gestión de los cargos políticos encargados del control de Caja Navarra y achacar a las condiciones generales del mercado financiero el fiasco del final de la entidad. Más aún cuando contó con la complicidad del filibusterismo parlamentario de UPN, cuyo portavoz ayer, Luis Zarraluqui, jugó con la paciente actitud de la comisión para extender su tiempo. Esfuerzo inútil. Las preguntas concretas de Koldo Martínez (Geroa Bai) ya evidenciaron la incomodidad de Goñi cuando el interrogatorio dejó de ser complaciente y mostraron claras lagunas en sus respuestas sobre las decisiones, actuaciones y funcionamiento del entramado político que acompañó al fin de Caja Navarra. Es cierto que el relato de la desaparición de Can está suficientemente claro en el imaginario colectivo de los navarros y navarras y difícilmente el intento que protagonizó Goñi con UPN por convertir el negro en blanco tiene ya recorrido alguno. Pero la comparecencia de Goñi dejó de nuevo muchas sombras por explicar sobre las que el resto de los grupos le seguirán interrogando la próxima semana. Parece haber recorrido.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia