Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Goñi justifica las dietas opacas porque el Supremo no las consideró delito

El exdirector multiplicó los sobresueldos a los políticos justo en los años en los que más polémica fue su gestión en Can

Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:51h

Octubre DE 2011

dietas por escuchar

DIARIO DE NOTICIAS desveló en octubre de 2011 que Sanz, Barcina, Miranda y Maya cobraron miles de euros en dietas opacas por ser informados de la evolución de Caja Navarra. La Caja comienza su proceso de desintegración al tiempo en que se van haciendo públicos los desmanes de los últimos años.

MAYO DE 2011

ENTREGA A BANCA CÍVICA

Para captar dinero en Bolsa y hacer de Banca Cívica una entidad creíble, Caja Navarra cedió el 100% de su negocio al banco. El paso definitivo se dio en mayo de 2011 y solo dos consejeros votaron en contra de lo que, como advertía Lorenzo Riezu, significaba la extinción de Can.

Pamplona- Todo limpio y legal. Ni un reproche, ni una autocrítica. Nada criticable, a juicio del exdirector de Caja Navarra, en las dietas públicas y opacas, dobles y triples, que durante años percibieron los principales responsables de UPN al frente de la entidad. Decenas de miles de euros que Enrique Goñi justificó en la “disponibilidad absoluta” que los cargos políticos tenían al frente de la entidad “durante todo el año”, a pesar de que sus valoraciones no eran vinculantes, que en muchas ocasiones acudían solo a escuchar o incluso a hechos consumados.

La estrategia pactada por UPN y Goñi para bloquear la comisión evitó que hubiera preguntas de los grupos parlamentarios, y aunque el portavoz regionalista, Luis Zarraluqui, prolongó y prolongó sus preguntas hasta la extenuación, las dietas pasaron muy de puntillas. No quería hablar de ello UPN. Tampoco el exresponsable de la entidad, que también evitó hablar de sus sucesivas mejoras retributivas.

Agarrado al auto del Tribunal Supremo, que en julio de 2013 rechazó investigar a Yolanda y cerró la causa de las dietas, Goñi se limitó a señalar que las retribuciones estaban justificadas porque eran legales. “Obedecían a una reunión real, sobre una prestación real, con unos contenidos reales”, argumentó el exdirector citando al Supremo.

No dio más detalles, ni explicó porqué tras la modificación de los estatutos se replicaron el antiguo consejo de administración y la ejecutiva en la junta de entidades fundadoras y la permanente. Ni porqué ésta se mantuvo opaca sin sustento estatutario durante varios meses, motivando que los líderes de UPN siguieran recibiendo el sobresueldo pese a que sus funciones eran solo consultivas. Entre 1991 y 2011 Miguel Sanz percibió más de 700.000 euros en dietas, y Yolanda Barcina, 264.000 en cinco años.

sin supervisiónRetribuciones que multiplicaron su cuantía cuando más conflictiva fue la gestión de la entidad, sin que nadie cuestionara las decisiones de Goñi y sin que el Gobierno foral ejerciera la labor de supervisión que le asignaban los estatutos. “El Gobierno foral no ha inspeccionado jamás a Caja Navarra porque delegó esa función en el Banco de España”, justificó Goñi, que previsiblemente deberá profundizar en el tema en una próxima sesión. - I.F.

JULIO DE 2011

DEBUT EN BOLSA

La imagen de Goñi y Pulido haciendo sonar la campana de la Bolsa ilustra el debut en los mercados de un banco que nunca generó mucha confianza entre los inversores. Y también muestra la rivalidad entre los dos directivos, que chocaron desde el comienzo.

Marzo de 2012

Llega CAixabank

Tras la crisis griega, Banca Cívica se hunde. Y los decretos de Luis de Guindos, nuevo ministro de Economía, le obligan a buscar un socio o un comprador. El acuerdo se concreta conCaixaBank, que se hace con la entidad, después de pagar 977 millones de euros (lo que había aportado el FROB).

abril de 2012

recorte de empleo

La compra de CaixaBank no sale gratis a los trabajadores de Banca Cívica, que se ve obligada a recortar cerca de 200 empleos en Caja Navarra antes de que se concrete la fusión. Más de medio centenar de oficinas se cierran en el ajuste de red más intenso de los últimos años.